La tradición de ‘Los Pibes Trujillo’ de Ecuador

Compartir en:

Por: Jorge Enrique Tello Chávez

Un trío conformado por los hermanos Luis, Juan y Gustavo Trujillo nacidos en Quito, Ecuador, en una familia humilde, quedaron huérfanos de mamá a muy temprana edad. Desde muy niños integraron el coro de la Iglesia del barrio América. Por su potente voz y timbre fueron contratados por los frailes del templo de Santo Domingo.

Jorge Enrique Tello Chávez.

En 1961 grabaron sus primeros villancicos de autoría del maestro de Loja, Salvador Bustamante Celi, con el acompañamiento de Segundo Bautista al órgano y acordeón; Sergio Bedoya en la guitarra; Rosalino Quintero en el requinto y Carlos Silva Pareja en el bajo. Sus voces se popularizaron siendo editados en discos larga duración con las empresas Onix, Fediscos-J.C. y Reaud Guzmán.

Los ahora adultos, manifiestan que cuando niños fueron maltratados por un familiar cercano, que los obligaba a cantar en repetidas ocasiones, sufriendo explotación económica. Denuncian que no han recibido dinero alguno por regalías de sus trabajos discográficos y muchos menos, reconocimiento por parte del gobierno. Tan solo algunos dineros que las familias les daban, para amenizar las novenas al Niño Jesús.

El volverlos a escuchar por estas épocas de fin de año, tanto en horas de la mañana y en la noche, alegran el espíritu de los católicos, quienes nos reunidos en nuestros hogares, para realizar con inmensa alegría la Novena de Navidad.

En Colombia su producción musical se editaba en los discos de acetato en 78, 45 y últimamente en 33 revoluciones por minuto, por Discos Fuentes de la ciudad de Medellín y los cuales, los nariñenses los conseguíamos a precios rebajados en la ciudad de Túquerres o en la ciudad fronteriza de Tulcán, en el Ecuador.

Quienes viajábamos a la frontera por ‘la carretera vieja’, desde el Pedregal, en el Municipio de Imués, pasando por Chirristés, Santa Rosa, llegando a ‘La Ciudad Señora’ de la Sabana en Túquerres. Siguiendo por El Espino, Guachucal, Aldana, llegando a Ipiales.

Vienen a mi memoria las grandes e inolvidables romerías desde Yacuanquer al Santuario de Nuestra Señora de Las Lajas, en ese hermosa y considerada ‘la mejor basílica del mundo’, por parte de una revista inglesa. Edificada en ‘El Milagro en el Abismo’, en donde se levanta sobre las aguas del río Guaitara, que es el mismo que en territorio ecuatoriano se denomina el río Carchi hasta el puente de Rumichaca.

Luego de la visita oficial religiosa al Santuario, el paseo se continuaba hacia Tulcán, en donde muchos adquiríamos los más grandes éxitos de temporada, entre ellos los discos de los Villancicos de Los Pibes Trujillo, con los que amenizábamos las Novenas en honor al Niño Jesús, en nuestros barrios con toda la comunidad de vecindario y en nuestros hogares, reunidos con nuestros seres queridos.

Para muchos adultos estos villancicos son de grata recordación, que muchas veces nos sacan lágrimas, al trasladarnos mentalmente a esos años idos de nuestra niñez y juventud, al calor de nuestros padres y hermanos. Siendo la más grande herencia que recibimos de ellos y que perdurará en nuestros corazones para siempre.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!