El Misterioso concepto de la Muerte

Compartir en:

Por: Graciela Sánchez Narváez -IDEAS CIRCULANTES-

El concepto que tenemos del término muerte, lo hemos heredado de las culturas occidentales a quienes les debemos en buena medida lo que somos, pensamos y sentimos; por esto, en nuestros pueblos, su sentido se convirtió en un tabú, nadie lo menciona, por lo general, se considera que reflexionar sobre él, es un tema doloroso y de mal gusto; se evita hablarles a los niños de manera directa y normal; por el contrario, para las culturas orientales, el tema es supremamente sagrado ya que para ellas, la muerte es volver a nacer, pues empezamos a morir el día que nacemos y la muerte es solo el momento en que abandonas un cuerpo en el que resides para continuar viviendo en otros seres, dependiendo del comportamiento que en vida haya tenido el fallecido. En la mayor parte de las regiones de oriente, este tránsito, se explica por medio de la Reencarnación, un tema complicado, del que nos ocuparemos en otro artículo.

 Desde este punto de vista, la vida, es algo que debes disfrutar, porque en el mismo momento que la tienes, la puedes perder; ya que los instantes de la vida, son solo estaciones, puentes, umbrales, posadas, orillas que en un momento vas a abandonar, de allí que, en estas culturas, los padres son pilares fundamentales en la formación de este concepto en los niños.

 La importancia de esta orientación no está precisamente en lo que se sustenta sobre la reencarnación; sino sobre la forma de vivir.

La moral, la ética, la estética y un actuar correcto, se relacionan con el concepto de bienestar, pues, tiene que ver con el bien común que no descarta lo individual, por el contrario, lo fortalece y lo engloba. Es por estas concepciones que en Oriente no se teme a la muerte, pues desde la infancia todos la comprenden como un feliz término, una realización lograda, un rendimiento de cuentas, una conclusión lógica de un proceso vital que, incluye el azar y la muerte trágica y repentina, es así, un proceso coherente en que la vida y la muerte se confunden, una suerte de inflexión retrospectiva, una suerte de punto de partida a través del cual, se puede descifrar el entramado vivido en la vida.

Como un complemento a este concepto oriental, consideramos que es importante tener en cuenta el concepto que Borges y muchos otros filósofos, pensadores y literatos argumentan: “La inmortalidad, tan deseada por la humanidad, se encuentra en el Otro”. Borges lo sustenta en el poema titulado: Inscripción para cualquier epitafio.

Se refiere así:

 Ciegamente reclama duración el alma arbitraria

cuando la tiene asegurada en vidas ajenas,

cuando tú mismo eres el espejo y la réplica

de quienes no alcanzaron tu tiempo

y otros serán y son tu inmortalidad en la tierra.

Son las vidas ajenas, las que prolongan la nuestra. Nuestra voz se encarna en la de los otros que nos rodean, (nuestros hijos, nuestros padres, nuestros amigos, nuestros estudiantes etc.)  hasta hacerse parte de ellos. Somos a la vez, ese mismo número de signos y sentidos que heredamos por el hecho comunicativo, vivimos entonces, entre aquel concierto de voces que deciden nuestro comportamiento y muchas veces, nuestra ideología.

Es así como en nuestra concepción, no finalizamos con la muerte, la vida es una siembra de semillas de lo que somos, también nos reencarnamos en quienes nos siguen y encarnamos a quienes ya partieron; continuamos viviendo en la memoria y el recuerdo del Otro.

Los hechos, también escriben nuestras vidas. Esta es la forma como nos identificarnos, es así, como nos construimos, es así, como nos volvemos inmortales por lo menos, hasta que haya quien nos recuerde.  Somos inmortales en el otro, nos reencarnamos en los demás con nuestras voces, con nuestros hechos, con nuestros gestos. Será entonces la memoria, la que nos mantiene vivos, la muerte definitiva solo puede darse en el olvido.

Las concepciones de las distintas religiones, serán un tema nuevo, pues, sus diferencias no son tan grandes y todas apuntan a otra vida en el más allá.       


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!