Volver a la normalidad: Comer por fuera de casa

Compartir en:

Las principales ciudades disfrutan de la medida gubernamental que abrió las puertas para que los comensales se acercaran de nuevo a los restaurantes.

Por esta época las principales ciudades del país están pasando por un momento muy agradable con la medida gubernamental que abrió las puertas para que los comensales se acercaran a los restaurantes de  las principales poblaciones a degustar “a manteles” toda una variedad de platos y manjares, tras largos meses de permanecer cerrados.

Que reaparezca el corrientazo, que vendan licor en los bares, así sea poquito, que reabran los aeropuertos y que vuelva el fútbol.

Por Edwin Mejía Ch.  frankymejiach@yahoo.es

Acodres, la Asociación Colombiana de la Industria Gastronomía, asegura que el sector genera alrededor de 500 mil empleos directos y cerca de un millón de puestos indirectos.

La norma dice que los restaurantes y negocios de comidas podrán operar dentro de sus instalaciones siempre y cuando mantengan y sigan los protocolos de seguridad para ayudar a los organismos encargados de la salud, en el tema de la pandemia.

Voceros del gremio expresaron su satisfacción por la medida y confiaron en que con esta medida del Gobierno la situación para estos negocios mejore y se vaya normalizando paulatinamente el comercio de comidas que resultó bien afectado con el cierre de establecimientos.

Dentro de las exigencias establecidas por las autoridades está el –registro de los clientes (con todos datos personales –comprobar si está contagiado o es sospechoso no podrá ingresar), -ajuste del aforo (máximo 50 por ciento de la capacidad física del negocio), -el mantenimiento del aislamiento físico entre los comensales, -uso del tapabocas, -lavado frecuente de manos, -toma de temperatura, -los menores de edad no podrán hacer uso de los juegos ni los demás espacios de esparcimiento –uso frecuente de alcohol para lavado de manos.

Las telas que usan para el aseo normal del negocio, servilletas,  y limpiones, especialmente, deberán reemplazarse por productos desechables y darles el respectivo uso para su destino final. Los comensales no podrán hacer uso de sus celulares  durante el tiempo del consumo de comidas.

Los baños deberán contar con un buen suministro de agua, jabón y papel. Se recomienda que los baños no tengan cerraduras complicadas y que se puedan abrir con los pies y por dentro asegurar con un pasador no tan complicado.

Un vocero anónimo de la Alcaldía de Bogotá aseguró que en solo la capital de la república cerca de 7 mil establecimientos abrieron sus puertas al público permitiendo que trabajen en sus negocios cerca de 140 mil trabajadores. Los empresarios estiman que las ventas crecieron en un 80 por ciento, con unos 1400 comensales con el programa denominado “A Cielo Abierto”.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!