Las ferias de empleo

Compartir en:

Por: José Arteaga (Twitter: @jdjarteaga)

El sector ferial es una de las tantas víctimas de la pandemia. Imagínense el encuentro de personas venidas de todas partes para un evento donde se intercambian productos. Pero es también uno de los que más rápido se adaptó a las nuevas circunstancias. Las exposiciones y conferencias virtuales se empezaron a dar desde junio y ya hoy son parte de la rutina de una feria, aunque lógicamente todos sueñan con un mañana sin riesgos y de contacto físico natural.

Por eso existe EasyVirtualFair, por ejemplo, un software que opera desde Philadelphia para organizar ferias a distancia. Y este es sólo uno de tantos. También está Meetyoo Conferencing, EventXtra, FeriasVirtuales y otros sistemas, que ya existían, pero que se han potenciado a partir de la imposibilidad de participar físicamente. Y los recintos feriales tradicionales han tenido que entrar en esa dinámica.

Corferias, por ejemplo, creó Econexia, para conexiones digitales de negocios. Lo denominan ecosistema de conexiones y, con diferentes temáticas (agroindustria, por ejemplo), se organizan encuentros telemáticos, muestras virtuales y ruedas de negocios. Es sencillo para el participante porque sólo es cuestión de elegir horario, pero es complejo para el organizador por todo lo que representa una organización.

Sin embargo, la oferta ferial más llamativa no nació de Corferias, sino del Servicio Nacional de Aprendizaje, Sena, que organizó hace poco la primera ExpoEmpleo, una feria virtual para ofrecer 20.000 vacantes de empleo en todas las empresas posibles. Durante cinco días los interesados se daban de alta en una web, e ingresaban a un centro de convenciones en línea con pabellones de vacantes. En total 27 stands, pero con opción de ver las ofertas por regiones.

Colombia lidera hoy por hoy el negativo ranking de los países con la tasa de desempleo más alta a causa del Covid, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE. Y no sólo eso. El país ha tenido una caída de 10,6% y según las previsiones, si hay un rebrote (que es lo más posible), se llegaría al 12,6%.

Aunque guardadas las proporciones, España vive una situación parecida, al ser el país de Europa con mayor pérdida de empleo. Tres millones y medio de personas entraron en estos meses al llamado ERTE, Expediente de Regulación Temporal de Empleo, que es una autorización que se les da a las empresas para despedir trabajadores o reducir horas de trabajo. Pero claro, eso ha supuesto, un desembolso descomunal para las arcas del Estado.

En fin, que estas ferias de empleo permiten ver una luz de una manera amable y mucho menos a ciegas de lo que era el sistema anterior. Antes sólo escuchabas que había una vacante y concertabas una cita sin saber exactamente para que y en que condiciones. Ahora es posible acercarse más al funcionamiento general de una empresa antes de optar a entrar a ella. Son los beneficios de la virtualidad, que es parte del presente y el futuro inmediato.

Lo que ha hecho el Sena se repetirá, por supuesto. El problema es, como siempre, la falta de comunicación. ¿Cuántas personas interesadas sabían de esta feria virtual? Imposible saberlo, pero poquísimas seguro. No estamos siendo efectos efectivos a la hora de informar, porque nos perdemos en debates insulsos y críticas del uno al otro, y lo básico e importante pasa a un segundo plano. Nuestros noticieros consideran que el debate político es trascendental y la oferta de empleo no tanto.

Y eso que es uno de los problemas más graves que hay.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!