Obispos de Nariño exhortan a abandonar todo acto de violencia y atropello

Compartir en:

El llamado lo hicieron los jerarcas de Pasto, Ipiales y Tumaco en el marco de la Semana por la Paz. Frente a las masacres, piden deponer las armas y los odios.

Frente al recrudecimiento de la violencia, especialmente de las masacres que se han perpetrado en el departamento de Nariño, los obispos de Pasto, Ipiales y Tumaco, hicieron un llamado a la reconciliación como parte de la Semana por la Paz.

Los jerarcas de la Iglesia Católica en Nariño, Enrique Prado Bolaños, José Saúl Grisales Grisales y Orlando Olave Villanova, en su orden, señalaron que el lema nacional expresa El reencuentro es con la paz, que invita a mirar la paz como un horizonte en el cual debemos trabajar todos.

“La Semana por la Paz es un espacio para acercarnos a la realidad de violencia que se vive en el país, así como a todo aquello que genera exclusión y marginación en diferentes ámbitos”, indicaron los obispos en una misiva.

Afirmaron que encontrarse con la paz es rencontrarse con la fe en Dios; con nuestra familia como Iglesia doméstica; la justicia, el perdón; con los jóvenes, niños y niñas, los campesinos, las comunidades indígenas, los migrantes, las víctimas de la violencia, y con todos los grupos humanos con quienes podemos ser artesanos de la paz.

No al camino de las armas

También recalcan los jerarcas que reencontrarnos con la paz, es reencontrarnos con todos aquellos que han optado por el camino de las armas y de las acciones violentas, para invitarlos a trabajar unidos por una Colombia que respeta la vida, obra con justicia, procede con honestidad, se empeña en la búsqueda de la verdad como camino para la reconciliación.

“Si actuamos como un solo pueblo, incluso ante las otras epidemias que nos acechan, podemos lograr un impacto real”, expresan.

Reencontrarnos con la paz, prosigue la carta, es deponer las armas y abrazar el diálogo, es comprometerse al margen de ideologías en la necesaria y urgente tarea de abandonar todo acto de violencia, de atropello, de olvido o exclusión, de rabia y destrucción, porque todos formamos una sola nación y todos somos hermanos, según Dios.

Por eso dijeron que es necesario decir ‘no’ a los actores armados y a sus procedimientos; decir ‘’o” a los cultivos de uso ilícito porque dañan a la persona y atentan contra la naturaleza, además que crean economías de muerte y es decir ‘no’ a quienes nos quieren arrebatar en su torbellino a niños y jóvenes, dejando sin futuro familias y comunidad.

Compromisos concretos

También llaman a decir ‘no’ a las acciones de autoridad que vulneran los derechos humanos; a los agentes de Estado que incumplen los compromisos con las comunidades y a todos aquellos que pretenden sembrar zozobra o enemistad, para sacar provecho propio de nuestro ya largo camino de sufrimiento.

“Invitamos a todos a reencontrarnos con la paz todos los días, asumiendo compromisos concretos en nuestra vida personal y comunitaria, la tarea es de todos pues el bien que anhelamos es necesario a todos. Como nos lo ha dicho el papa Francisco: -La paz debe construirse sobre la justicia, el desarrollo humano integral, el respeto de los derechos humanos, la custodia de la creación-”, manifestaron.

Los obispos de Nariño convocan a vivir esta Semana por la Paz, con responsabilidad y actitud de cambio, de tal forma que ella sea semilla de esperanza para un nuevo porvenir.

“Abracemos la reconciliación y exhortemos a quienes generan cualquier tipo de violencias, a aceptar en su corazón a Dios. Todos necesitamos conversión, experimentar la misericordia de Dios que nos compromete a unir fuerzas en la construcción de comunidades pacíficas”, expresaron los representantes de la Iglesia Católica.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!