La guerra sigue y las heridas no se cierran

Compartir en:

Hace pocos días el país fue testigo de la negativa de la cónyuge de una de las víctimas de las Farc, cuyo esposo fue secuestrado, sometido a vejámenes y luego a muerte, todo en medio de la guerra.

Hace pocos días el país fue testigo de la negativa de la cónyuge de una de las víctimas de las Farc, cuyo esposo fue secuestrado, sometido a vejámenes y luego a muerte, todo en medio de la guerra.

Hace pocos días el país fue testigo de la negativa de la cónyuge de una de las víctimas de las Farc, cuyo esposo fue secuestrado, sometido a vejámenes y luego a muerte, todo en medio de la guerra.

Por Edwin Mejía Ch.  frankymejiach@yahoo.es

El incómodo encuentro ocurrió recientemente en la localidad de Sumapaz, en donde precisamente se adelantaba un evento de acercamiento entre el grupo exguerrillero y sus víctimas.

Allí se encontraba la Senadora de la nueva agrupación política, FARC, Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, Griselda Lobo, quien fuera compañera sentimental de Manuel Marulanda, tirofijo, uno de los fundadores de la agrupación rebelde; ella es conocida como Sandra Ramírez.

 Del otro lado estaba la señora Carmen Adriana López, quien pertenece a la Mesa Local de Víctimas y a quien la guerrilla, hoy legalizada, le mató a su esposo. La senadora Ramírez invitó a la viuda a que se dieran un abrazo como símbolo de reconciliación y acercamiento, tras la firma del Acuerdo de Paz, impulsado por el expresidente Juan Manuel Santos; sin embargo, ella (la señora Adriana) se negó alegando que todavía no había visto una señal de verdadero y sincero arrepentimiento por parte de las Farc para arreglar el daño causado por los combatientes durante su tiempo como guerrilleros.

La señora Adriana López agregó que ese abrazo solo lo daría cuando conozca toda la verdad contada de voz de las Farc, pues ella todavía no entiende la razón por la que le hicieron eso a su esposo. Las 2 mujeres estaban en una tarima, durante la inauguración de los programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET). Estos eventos están organizados por la Alcaldía Mayor de Bogotá, en las localidades de Sumapaz, Bosa y Ciudad Bolívar.

La reunión fue casi todo el tiempo tensionante, ya que la Senadora se le acercó a la viuda y le pidió perdón por ese dolor que le habían causado. “Le pido de corazón que nos demos un abrazo de reconciliación. Me iré tranquila, muy tranquila a mis actividades, sabiendo que he recibido ese abrazo; le digo que, como mujer, siento en carne propia ese dolor que nosotros le causamos en algún momento y que ha sentido sumercé”, insistió la señora Ramírez.

La viuda López, todavía con el odio y el dolor vivo por lo sucedido, le dijo que no era fácil porque yo, insisto, lo que quiero es que ustedes digan toda la verdad de lo que pasó. Dejemos y poco a poco vamos construyendo esta tan anhelada paz para que así podamos tener ese abrazo, pero que sea sincero, dijo casi llorando la cónyuge Adriana López.

Voceros de la Alcaldía señalaron que el programa busca la verdadera reparación de las Farc por los daños causados, durante el conflicto armado.

En lo personal yo apoyo un proyecto como el que inició el expresidente Juan Manuel Santos. Creo que su propósito fue sano: prefiero siempre un proceso así sea lleno de errores, de equivocaciones, a una guerra perfecta en donde mueran a diario civiles, militares y policías.

Analizando la situación actual hay unos enemigos de la paz que no aceptan que se continúe el proceso y que se sigan corrigiendo los errores del pasado por el camino; hay otros que se niegan a aceptar lo que hizo el expresidente Juan Manuel Santos.

En el año 2010, murió el capitán de la Policía, Julio Ernesto Guevara, el falleció luego de padecer una grave enfermedad en cautiverio y pese a los clamores de familiares, amigos y la comunidad en general, cuando empezaron sus malestares de salud, las Farc nunca lo liberaron, ni le prestaron la atención médica necesaria; luego vino el desenlace fatídico, la muerte.

Después en una muestra de verdadero valor la señora Emperatriz de Guevara, madre de Ernesto (el oficial que murió en pleno secuestro) anunció públicamente que perdonaba a los asesinos de su hijo, que todo lo hacía para que llegara la verdadera paz a Colombia.

Al mismo tiempo, hay otros que insisten en que no se debe dialogar con los subversivos; !qué gran error¡ Hoy son menos los guerrilleros; tenemos vivo un grupo reducido como el ELN, unas disidencias y unas agrupaciones delincuenciales que tienen sudando a las Fuerzas Armadas, pero nuestro Ejército no puede contra esos enemigos; y no pueden por una sencilla razón, tanto los ex integrantes de las Farc, (disidentes), como la delincuencia común son anónimos, se camuflan fácilmente y así es muy, pero muy difícil combatirlos; no, se debe dialogar.

Todo lo que se haga para alcanzar la paz, bienvenido.

Las Farc también deben poner más voluntad al asunto, ser más sinceros y reparar a los colombianos lo más pronto posible todo el daño causado durante su tempo como guerrilleros.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!