Entre el Covid y los pupitres

Compartir en:

Me siento temeroso por lo que pueda pasar con el regreso a clases permitido por el Gobierno Nacional para los estudiantes de los colegios públicos de Colombia.

Me siento temeroso por lo que pueda pasar con el regreso a clases permitido por el Gobierno Nacional para los estudiantes de los colegios públicos de Colombia.

Me siento temeroso por lo que pueda pasar con el regreso a clases permitido por el Gobierno Nacional para los estudiantes de los colegios públicos de Colombia.
Edwin Mejía, columnista

Por: Edwin Mejía Ch  frankymejiach@yahoo.es

Los profesores, con razón, dicen que no se han tomado las medidas correspondientes; en épocas normales las baterías de baño de los establecimientos educativos no funcionan, no tienen agua, los sanitarios permanecen dañados y no hay personal de servicios generales suficiente para atender los requerimientos ni hay recursos suficientes para los elementos de aseo de los mismos; esto en época normal, peor en tiempos de pandemia.

No me explico por qué se dice que si se acude a un teatro hay peligro de contagio, que si vamos a un escenario deportivo uno se puede contagiar, que si se monta en bus interurbano probablemente se contamine, que si se va a una discoteca corre el riesgo de contagiarse, entre otros ejemplos, pero sí se pretende arriesgar a los estudiantes para que estos a su vez contaminen a sus familiares en sus casas de regreso del colegio.

La Cartera de Educación Nacional informó acerca de las entidades que quieren iniciar sus clases este mes de agosto, en una formalidad combinada entre presencial y virtual.

Ese Ministerio asegura que, de las 96 secretarías de educación del país, 34 ya confirmaron que sí quieren iniciar formación lo más pronto posible, dicen que están en condiciones de aplicar todas medidas indispensables que se necesiten para el comienzo de esta labor.

Aquí, desde luego, se debe resaltar el esfuerzo de los profesores en el país, en todos sus niveles, respecto del manejo del sector en plena pandemia. Ellos tienen voluntad, pero eso no es suficiente

Sin embargo, debemos tener en cuenta que nadie en el mundo ni en Colombia estaban preparados para afrontar la crisis del coronavirus; un porcentaje considerable de profesores no tienen ingreso a la tecnología y a otro gran número de docentes les ponen barreras por la edad, después de los 60 años no pueden asistir a un aula, por protección a su salud.

Así es mejor pensarlo dos veces y todavía no asistir a clases presenciales, a menos que haya los recursos precisos para dotar a los colegios de lo necesario, asignando los presupuestos que se necesitan para este fin


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!