Ideas circulantes, colombianos: ¿Izquierda o Derecha?

Compartir en:

Por Graciela Sánchez Narváez

La primera incursión que tuve hacia un conocimiento claro y serio de los conceptos “derecha e izquierda” fue en la Facultad de Filosofía, con el profesor Ochoa, que era un docente respetable, no solo por su larga barba y su “gorra” tipo Che Guevara, sino por sus argumentos y discusiones en las enormes asambleas estudiantiles, que en esta época frecuentemente se hacían y cuyo objetivo central era, precisamente, reflexionar sobre contenidos que tenían que ver con estos dos términos.

El interés de los estudiantes “primíparos” era esclarecer estos conceptos, pues muchos veníamos, por un lado, de familias acendradamente conservadoras y tradicionalistas y por otro, de colegios religiosos, donde las lecturas propuestas por los docentes estaban muy lejanas de este asunto.

Era apasionante pertenecer a los “grupos de estudio” que se formaban extracurricularmente para debatir colectivamente sobre estos enfoques ideológicos. Aquí aprendíamos mucho más que en el aula, pues todos éramos “compañeros”, por lo cual el ingreso era voluntario y, aunque había tareas y un requisito indispensable para pertenecer al grupo era haber leído El Manifiesto del Partido Comunista, todo funcionaba con libertad.

La memoria de este tiempo es nítida: El profesor Ochoa inició la clase contándonos que el 11 de septiembre de 1789, en la Asamblea Nacional Constituyente, surgida de la Revolución Francesa, se discutía un artículo que vetaba al rey para aprobar la futura Asamblea legislativa. Después de una acalorada discusión, se ordenó que los representantes de las diferentes propuestas pasaran a la mesa directiva y que, quienes defendían la monarquía y la intervención del rey en las futuras leyes, se ubicaran a la derecha, y quienes proponían vetar al rey y excluirlo de todos los poderes, negándole su participación en la elaboración y aprobación de las leyes futuras, se sentaran a la izquierda.

Nacieron así estos conceptos que, hasta el momento, son referentes importantes para determinar perfiles políticos; han dividido y alineado ideológicamente a países enteros, a instituciones, a grupos y a personas, marcando sus acciones y discursos.

La demarcación entre estas dos posiciones se hizo más radical, y caracterizó la vida política en casi todo el siglo pasado, a raíz de la confrontación entre el mundo capitalista y el de los países que ensayaron, en forma muy variada, el tránsito hacia el socialismo. Muchas guerras se libraron en virtud de estas posiciones e intereses, hasta llegar a la guerra fría, pero el mundo entero se vio abocado a tomar partido por alguno de los extremos.

Actualmente puede decirse que no existe una definición unívoca para estas ideologías, sin embargo, a través del tiempo, la derecha, se ha identificado como aquella que practica la primera opción de las siguientes dicotomías conceptuales: individualismo vs colectivismo, confesionalidad vs laicismo, propiedad privada vs propiedad pública, tradicionalismo vs reformismo social; conservadurismo vs progresismo dinámico. Además, la derecha creía que determinados órdenes sociales y jerárquicos son inevitables, ya que son naturales porque se apoyan en la naturaleza humana. La izquierda, por su parte, además de definirse por las segundas opciones antes mencionadas, promueve la igualdad de derechos, la justicia social y las libertades individuales, y busca potenciar valores y derechos con posiciones sociales, colectivas, solidarias y comunes.

¿Qué ha pasado con los colombianos frente a estas dos ideologías? Unos han dicho que los partidos tradicionales, que tenían que ver más o menos con una y con otra ideología, se perdieron en el olvido y se alinearon bajo una manera de pensar más plural. Otros, han dicho que estos conceptos (derecha e izquierda), siempre han polarizado a nuestro país, liderados con algunos nombres en contienda; muchas veces de forma personal. Con el desarrollo del conflicto armado, otros términos, como “paramilitares” y “guerrilleros”, se asociaron a estos conceptos, entre muchas otras consideraciones. Lo que si es cierto es que, en el momento, cada una de estas posturas ideológicas y políticas incluyen una pluralidad de pensamientos, opiniones y creencias. Por ejemplo, muchas personas que se consideran como izquierdistas, no admiten el matrimonio entre personas del mismo sexo o pertenecen a una determinada religión o no admiten el aborto como un derecho de género. Lo mismo ocurre con muchas personas de derecha, que proponen lo comunitario como una opción cooperativa y socialista más visible.

En cuanto a la polarización de nuestro país, a raíz de estas ideologías, para algunos analistas es más bien una percepción “elitista”, pues el ciudadano común nada tiene que ver con la comprensión de estos conceptos y, políticamente, marcha con el líder que mejores promesas le haga para su bienestar. Para él, su constante preocupación es la supervivencia diaria y la protección de su familia.

Lo más grave es que, en ese grupo de debate ideológico, ha crecido un discurso de agresión de unos contra otros, de descalificación, aunque se anteponga siempre la manipulada expresión: “con todo el respeto”, peligrosamente, el contenido temático de las discusiones gira con la dinámica del radicalismo irreconciliable.

Considero que ha faltado un discurso alternativo fuerte para construir y difundir un mensaje político concreto y consistente, para considerar espacios de acercamiento real entre estos dos extremos, que cimentaría la posibilidad de pensar nuestro país como un territorio incluido en el nuevo mundo, que es fruto de todos los naturales cambios que ha tenido (ambientales, tecnológicos, sociales, etc.),  y donde la ideología y la política deberían articularse para pensar un país plural y polifónico, donde todos tengamos voz y libertad para elegir a nuestros verdaderos líderes, sin miedo a que nos maten; o a nuestros verdaderos  representantes estatales y de gobierno, sin miedo a que nos avergüencen.

Soñar no cuesta nada, pero es necesario hacerlo, mucho más en este tiempo de Pandemia. 


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!