El muro de la gratitud en San Pablo, Nariño

Compartir en:

Por: Mauricio Bravo Cerón. Especial para La Noticia Sin Fronteras

Bajando las gradas en el Santuario de La Playa, como quien va a continuar hacia la vereda Los Llanos, hay un lugar que podría llamarse de testimonio: Es un lugar donde se cuentan por decenas unas placas de diferentes materiales, cuyo contenido en unas es nítido mientras en otras ha sido opacado por el inefable paso del tiempo, en las que abundan las palabras “Acción de gracias”, evocadas desde el interior de distintas personas o familias, locales o forasteras, con algo en común:

Un cariño, una esperanza y una fe sin límites hacia nuestra patrona la Virgen del Rosario de La Playa. Impregnados con este cariño, esta esperanza y esta fe, de manera individual o en familia le han pedido un favor o un milagro y éstos les han sido concedidos, de ahí la presencia de esta especie de muro de la gratitud en el territorio sampableño.

Familia Herrera Torres, Betty Muñoz e hijos, Gloria Mayuli Paz y familia, Arahón Díaz Martínez, familias Erazo Urbano, Álvaro Salazar, familia Imbachí Realpe, Luz Marina Tulcán, Nilson Arleyo Hernández, familia Ortega Erazo, familia Puchana Ortiz, Arquímedes Erazo, familia Botina Díaz, entre otras, se lee en algunas de esa placas, las que, ya sea por recientes o por ser de buen material, aún están legibles.

Y quizá sean muchas más las personas y familias que, en su momento, no han tenido el dinero suficiente para dejarle a la Virgen de La Playa este pequeño y rectangular recordatorio de su significativo paso por aquellas vidas creyentes en este poder, cuyo primer milagro fue hecho a Monseñor Maximiliano Crespo, por allá a comienzos del siglo XX.

El muro de la gratitud en San Pablo, Nariño.

Ocurrida la aparición de la Virgen en enero de 1906, Monseñor Crespo fue enviado desde la ciudad de Popayán al territorio que hoy se conoce como San Pablo Nariño a corroborarla, dar fe de la misma y mandar construir en su honor un templo. Sin embargo lo que vio Monseñor Crespo al llegar acá no le convenció y se fue sin dar la ya mencionada orden.

En el camino de regreso a Popayán notó, según cuentan, la ausencia de un anillo suyo, una pieza importante para él. Cuentan que, en su condición de incrédulo, quiso confirmar lo milagrosa de la Virgen de La Playa, al estilo de Santo Tomás: viendo para creer. Se comunicó con ella y le dijo que si hacía aparecer nuevamente aquel anillo él mandaría en seguida la construcción del templo en su honor.

De vuelta en la ciudad de Popayán cuentan que ahí sobre un escritorio estaba esperándolo el primer milagro de la Virgen de La Playa en forma de su anillo perdido.

Como buen sacerdote, Monseñor Maximiliano Crespo cumplió lo prometido a la Virgen de La Playa: lo más pronto que pudo envió en una carta la autorización al padre Aquilino Zambrano de que iniciara los trámites para la construcción del templo. Construcción que empezó él en su momento, que continuaron cada uno a su turno los sacerdotes Guevara y Fontal.

Y que llevo a feliz término, alrededor de dos décadas después, el padre José Antonio Bolaños, más adelante, poco después de su muerte, elevado a Monseñor.

En agosto, quincenario en homenaje a la Virgen de La Playa

Se acerca, con pasos de gigante y sus acostumbrados vientos, el mes de agosto; un mes especial para el municipio de San Pablo Nariño, pues durante éste la comunidad patoja dentro y fuera del territorio suele celebrar con bombos y platillos a su patrona la Virgen de La Playa. Y, aunque aún estemos en época de cuarentena y aislamiento obligatorio, este año no se pasará por alto estas especiales fechas.

Año tras año, durante Semana Santa y fiestas patronales, la gente suele hacer romerías hacia el municipio de San Pablo a visitar a la patrona del pueblo patojo, que un 6 de enero, del año 1906, se le apareció a una madre superiora de nombre Rosa María Guerrero, mientras ella rezaba con otra monja en el sector donde hoy está ubicado el santuario que la comunidad de la época construyó en su honor.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Administración Municipal 2020-2023, el Instituto para el Fomento de la Cultura, el Deporte y el Turismo y la parroquia San Pablo Apóstol, en cabeza del padre Harold Castro, invitan a la comunidad en general a estar pendientes de la Emisora San Pablo Stéreo a nivel local y de Internet, por donde se transmitirán los actos litúrgicos en honor a la Virgen de La Playa.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!