Colombia en la «sinsalida»

Compartir en:

Ahora sí nos complicamos muchísimo más en el país con la serie de restricciones que ha impuesto el Gobierno para los colombianos; todo en su afán por controlar los contagios que se presentan con motivo de la epidemia que azota al mundo y, por su puesto, a Colombia.

Por Edwin Mejía Ch. frankymejiach@yahoo.es

Las personas no hemos podido salir del confinamiento y los que necesitamos ganarnos unos pesitos para el diario vivir no lo podemos hacer; además algunos tampoco clasificamos dentro de los diferentes grupos que se crearon en el país para recibir ayudas monetarias; así, nos toca aguantar la situación con mucho estoicismo, con extrema dificultad y con mucha pobreza.

Sin embargo, uno no se explica por qué el Gobierno no interviene en donde tiene que hacerlo; por ejemplo, se escuchan a diario las quejas de los servidores de la salud; médicos y demás personal del sector a quienes a veces no les pagan su salario, o se lo entregan tarde, no tienen insumos para trabajar, no hay medicinas, están mal pagos; ellos arriesgan su vida para salvar pacientes, muchos han muerto en el cumplimiento de esta tarea.

Los mismos centros asistenciales también denuncian que   a veces les toca a los doctores, de su propio bolsillo, “hacer vaca” para comprar lo necesario; el Gobierno en vez de pararle bolas a ese asunto acepta sin reparos las renuncias de los galenos y de su equipo de colaboradores; ellos ya se sienten cansados de tanta desatención del Estado.

No se sabe qué camino coger frente a una Administración que es rígida para confinar la gente, pero muy deleznable a la hora proteger y tratar mejor a los médicos. El presidente Iván Duque pregona todos los días en su programa de “televentas”, que se emite en las tardes por toda la televisión colombiana, pública y privada, las nuevas medidas y las respectivas excepciones para que un grupo de colombianos puedan salir, al tiempo que encomienda al país a los santos y a la virgen maría.

La superintendencia nacional de salud, por su parte, advirtió que hay mucha demora en la entrega de resultados a quienes se les practican las pruebas para determinar si están o no contagiados; dijo que los laboratorios no utilizan su capacidad máxima al analizar las muestras, situación que se suma a la escasez de los reactivos utilizados para esta tarea.

Por otra parte, Algunos colombianos no cumplen las normas de pico y cédula, los comerciantes tampoco, (le venden a cualquiera, sin importar si esa persona está autorizada para comprar o para que le presten un servicio) y la Policía tampoco ejerce control, ni hace cumplir la Ley.

Continuamos en cuarentena, seguimos en toque de queda; El transporte intermunicipal paralizado, los colegios no operan, las iglesias de todos los credos selladas, Los hoteles cerrados, los restaurantes clausurados, las cárceles superllenas, las URIs (Unidades de reacción inmediata), saciadas, las estaciones de policía atestadas; no hay vacuna todavía contra el coronavirus, aumentan las víctimas y los muertos por el Covid  desenfrenadamente, ¿qué está pasando?

No sé qué vamos a hacer; los colombianos estamos hasta la coronilla con tanta restricción; las cifras de los contagiados, de los enfermos y de los muertos no bajan y la producción en las ciudades está paralizada; qué camino tenemos: ni producimos ni nos sanamos, el ambiente es desesperante.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!