La pirinola cargada

Compartir en:

Hasta cuándo será que los colombianos debemos seguir participando en este malevo juego de pagar todo en condición de desventaja, lo digo, primero, porque nos metieron a las malas en el jueguito y segundo, porque el Gobierno y las empresas siempre ganan, a ellas, si jugaran  pirinola, nunca les saldría la opción de “todos ponen”, o pon 1, o pon 2. Al pueblo sí, siempre le sale la de “pon 1 o pon 3”, etc. Así, parecería que estuviéramos jugando siempre con una pirinola cargada y ajustada para que todo salga a favor de ellos y en contra de los humildes trabajadores.

Por Edwin Mejía Ch.    frankymejiach@yahoo.es

Esta situación se da especialmente en los servicios públicos; a la población le toca siempre pagar tarifas bien caras y a la vez recibir productos muy deficientes, más en esta época de pandemia; y el Gobierno, orondo y oteando el panorama apoltronado, nos echó el cuento de que todo estaba controlado, que la situación iba a ser pasajera y que pronto todo volvería a la normalidad, !mentira ¡.

Hoy las empresas siguen atropellando, continúan abusando con los cobros exagerados e irreales, con promesas de rebajas en los valores (recibos) a quienes paguen puntualmente sus facturas y que no hagan uso del financiamiento del cobro mensual, beneficio autorizado por el Gobierno.

La superintendencia del ramo también dizque sancionó a las empresas abusadoras, carreta, nada de eso hemos notado y, como decía el ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus, a todos nos ha tocado tragarnos ese sapo.

En muchos hogares las compañías de servicios públicos cobraron un supuesto gasto del servicio, con base en los anteriores consumos, (promedio), pero eso nunca lo corrigieron en las facturas posteriores ni tuvieron en cuenta el consumo real.

En estas condiciones no hay tahúr que aguante, así cualquier jugador, como cualquiera de nosotros, siempre va a perder y casi siempre hasta le toca restearse, quedar solo con los trapos que trae puestos, que no los mete al juego por temor a que lo vean desnudo o porque de pronto no se los acepten, por baratos.

El Gobierno alega que la Superintendencia de Servicios Públicos sí sancionó a las empresas prestadoras de servicios que abusaron; que impuso multas por cerca de 45 mil millones de pesos y que seguirán sancionando a las compañías infractoras; sin embargo, esos castigos no los notamos los colombianos del común, los más afectados; pues siempre terminamos pagando facturas costosas e irreales.

Según la Super, las empresas más sancionadas hasta finales de mayo fueron: Electrificadora del Meta, Codensa, Electrificadora del Huila, Empresas Públicas de Medellín, Empresa de Energía de Pereira, Empresa de Energía del Pacífico (Celsia), Empresa de Energía del Quindío, Centrales Eléctricas de Nariño y Centrales Eléctricas de Norte de Santander. Algunas de estas multas están en firme y otras en etapa de alegato, de defensa.

Qué hacemos con ese juego tan maléfico en donde

al pueblo siempre le toca poner y sacrificarse,

y al Gobierno y a las empresas

del ramo les corresponde la

gozadera, lo fácil,

lo ventajoso,

lo cómodo.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!