Se confiesa nuevo comandante de la Hércules frente a la crisis del Ejército

Compartir en:

El brigadier general Nairo Javier Martínez Jiménez muestra su lado humano, pero también de guerrero, decidido a combatir los males que golpean a la costa pacífica nariñense.

Noticias Nariño

El nuevo comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta de Consolidación y desestabilización Hércules, brigadier general Nairo Javier Martínez Jiménez, quien acaba de asumir el cargo, hizo una visión de sus objetivos, de las amenazas que afectan al pacífico nariñense y de la imagen del Ejército Nacional en estos momentos críticos.

Martínez Jiménez, quien remplazó al también brigadier general Álvaro Vicente Pérez, comandaba hasta hace unos pocos días la Fuerza de Reacción Rápida 2. “Soy un soldado que se ha hecho a pulso”.

Recuerda con agrado que esta es la segunda vez que se encuentra en el departamento de Nariño que lo considera hermoso, pese a que enfrenta problemas complejos que impactan de manera negativa a la población, impidiendo que esta región próspera se desarrolle como debe ser.

“Mi compromiso es direccionar cada una de las unidades de la Hércules para combatir todos esos factores de inestabilidad que tanto daño nos hacen”, lo expresa con decidida convicción.

De carne y hueso

Para que los nariñenses conozcan mejor al militar, pero también al hombre de carne y hueso nos comenta el comandante que nació hace 50 años en Bogotá, de los cuales 33 años los he dedicado al servicio de la institución.

“Soy casado, con dos hijos en proceso de formación universitaria”, anota el alto oficial quien enumera algunos cargos de su hoja de vida. “Antes de la Fudra, el año pasado adelantando estudios en la Escuela Superior de Guerra”.

Estuvo como agregado militar en la embajada de Colombia en los Estados Unidos y tiempo atrás se desempeñó como comandante en la Vigésima Novena Brigada en el departamento del Cauca y la Brigada Móvil 19 en Nariño.

Errores que afectan la imagen

Le preguntamos, ¿cómo ve en un momento como este la imagen del Ejército Nacional? y responde que la institución enfrenta una situación crítica en torno a las situaciones graves que se han venido presentando en los últimos meses por las denuncias de violaciones a menores de edad en las que implican a militares.

“Son situaciones que se dan en nuestras fuerzas por comportamiento individuales de algunas personas que han cometido errores y que de alguna manera afectan la imagen de nuestra institución y de los más de 240 mil hombres y mujeres que hacemos parte de ella”, dice con una expresión de lamento.

Advierte que este comportamiento no hace parte de las políticas institucionales, ni de la educación militar que han recibido en las escuelas de formación. “Esto viene desde el mismo núcleo familiar y explotan desafortunadamente en nuestras filas”.

Expone con seguridad y voz firme que el Ejército es una institución bicentenaria que hemos heredado. “El soldado colombiano por naturaleza es un hombre humilde, que respeta la ley y su Constitución y defiende la bandera hasta con su vida”.

Manifiesta que ahora se tiene que trabajar de manera firme para decirle a la comunidad que los buenos son más y que por unos pocos errores no se puede generalizar el concepto de lo que es un soldado.

Con actitud férrea

El brigadier general Nairo Javier Martínez Jiménez recibe la Hércules en un momento difícil en el orden público por los constantes combates de grupos armados ilegales que se disputan los territorios y las rutas del narcotráfico en el pacífico nariñense.

Entonces ¿cómo los va a enfrentar? “Tenemos soldados de tierra, de mar y de aire, lo mismo que tecnología, recursos, información para combatirlos y llegar hasta el último rincón de la geografía nariñense”, explica el alto mando.

Asegura que no es nada fácil hacerlo, porque esos delincuentes se esconden entre la gente. “Venimos con la mejor actitud, de la mano de Dios y con nuestros soldados ubicados en puntos críticos enfrentando cada uno de los fenómenos de criminalidad que tanto afectan a la población de esta zona del país”.

Estricto respeto

Pese a que el enemigo es complejo porque maneja un negocio tan dañino para la sociedad como es el narcotráfico, enfatiza que la política de las Fuerzas Militares es el respeto de los Derechos Humanos y Derecho internacional Humanitario, que deben ser observados por todos los soldados de la manera más estricta.

El comandante de la Hércules con más de 9.000 hombres a su mando es un convencido de que conjuntamente a fuerza implacable para combatir cualquier fenómenos delincuencial, debe ir un trabajo social en las regiones como el pacífico nariñense, con evidente presencia del Estado.

“Es una zona estratégica de intervención integral y nosotros como parte de esa solución estamos prestos a colaborar conjuntamente con las autoridades locales, regionales y nacionales”, indica el oficial.

Pide a la comunidad ver a los soldados como un símbolo de protección de los territorios y de su gente. “Necesitamos su colaboración para cumplir los objetivos. Los cultivos de uso ilícito se deben erradicar y eso lo deben entender, como el hecho de que los niños y adolescentes deben nacer y crecer en una tierra con futuro”.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!