1.87% de afiliados aprobó ejercicio 2019 de Comfamiliar Nariño

Compartir en:

Con la participación de solo 1.87 por ciento de los empresarios afiliados, la asamblea ordinaria de Comfamiliar  Nariño aprobó los resultados del ejercicio contable de 2019, al parecer sin tener en cuenta las recomendaciones y advertencias formuladas por los organismos fiscalizadores sobre el manejo de la entidad.

La asamblea, que se realizó de manera virtual debido a los hechos relacionados con la pandemia del covid – 19, contó con la participación certificada de 156 empresarios, lo que equivale a menos del 2 por ciento de los 8.300 afiliados vigentes con que cuenta la Caja de Compensación Familiar, Comfamiliar Nariño.

Antes de la Asamblea se conocieron los informes de las auditorias y visitas realizadas por la Contraloría General de la República y la Superintendencia de Subsidio Familiar, que coinciden en afirmar que hay una profunda crisis al interior de la Caja, que afecta las partes, administrativa, contable y financiera, y que, aunque se había formulado advertencias similares desde hace varios años, no se han aplicado los correctivos indispensables para enderezar el camino, lo que la tiene al borde de la liquidación o en el menor de los casos de una intervención estatal.

Fue a través de medios de comunicación como www.lanoticiasinfronteras.com que los afiliados a Comfamiliar conocieron por lo menos una parte del contenido de los reportes de la Contraloría y la Superintendencia de Subsidio. Varios de los afiliados habían expresado que pese a que habían solicitado copias de los informes nunca les fueron enviados por la administración de la Caja.

En los informes se establece que la entidad atraviesa dificultades  de diverso orden, administrativo, financiero, operativo y contable, entre otros, que hace poner en riesgo el presente y el futuro inmediato de los más 114 mil trabajadores afiliados y cerca de 10 mil empresas que están vinculadas a los programas e iniciativas de la Caja.

También se establece que en materia de servicios de asistencia en salud que presta la Cajael rezago y deterioro viene siendo progresivo desde varios años atrás, lo que ha propiciado una insolvencia económica con saldo negativo de más de 150 mil millones de pesos.

La dirección actual de Comfamiliar por su parte alegó que son varios los  hechos que han impedido  contar con un flujo efectivo de caja, lo cual es desestimado por los auditores, que alegan un manejo contable y financiero caótico, desactualizado y poco claro.

El pasivo corriente de la salud manejado por Comfamiliar, llega a 157 mil millones de pesos, y los recursos disponibles apenas permitirían atender un 0.26 por ciento, es decir, prácticamente nada.

También se resalta que la propia revisoría interna había advertido desde hace tiempo sobre la crisis de la eps y sobre todo si esta seguía en operación, abriéndole las puertas a la intervención o a su liquidación por la imposibilidad de responderles a los usuarios, empleados y profesionales del sector.

En el informe de la Superintendencia de Subsidio se hace también énfasis en el desastroso manejo financiero  de Comfamiliar, desde hace más de una década, destacándose los métodos contables obsoletos y un manejo poco claro de rubros como el de compras, contrataciones y otros por el estilo.

“… el Estado de Situación Financiera muestra que el comportamiento de los pasivos ha venido aumentado sustancialmente y el patrimonio de la Corporación ha venido disminuyendo, por las pérdidas recurrentes del programa de salud, toda vez que en la vigencia 2016 presentó un patrimonio por valor de $153.287,1 y a diciembre de 2019 presenta patrimonio por valor de $28.627,5 millones, ocasionando incertidumbre y riesgo con respecto a su operación”.

Los ejercicios evaluados llevan a concluir que hay un estancamiento de los activos, un  crecimiento gigantesco de los pasivos corrientes y la disminución pasmosa del patrimonio, que lleva a la entidad a la total parálisis financiera.

Al parecer ninguna de estas consideraciones se tuvo en cuenta en la reducida asamblea virtual. Apenas algunas menciones, pero en general, se pasó de largo frente a todas estas prerrogativas que llevan a dudar sobre el futuro de la caja de Compensación Familiar de Nariño.

Ofrecen compra

Llamó la atención en la asamblea de Comfamiliar la oferta que el grupo Pabón, organización  empresarial especializada en temas del sector de la salud, hizo por el segmento de la EPS de la Caja de compensación.

María Mercedes Bolaños Dueñas, representante de este grupo formuló la propuesta manifestando el deseo de sacar adelante este importante renglón de la atención médica en el departamento de Nariño.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!