Se acaba el tiempo para Comfamiliar Nariño

Compartir en:

Entre la intervención y la disolución de la Caja de Compensación Familiar de Nariño, Comfamiliar, la segunda opción parece abrirse paso sin que ya nada pueda detenerla. La Superintendencia de Subsidio Familiar y la Contraloría General de la Nación coinciden en un diagnóstico lamentable y letal para el futuro de esta organización.

Entre la intervención y la disolución de la Caja de Compensación Familiar de Nariño, Comfamiliar, la segunda opción parece abrirse paso sin que ya nada pueda detenerla. La Superintendencia de Subsidio Familiar y la Contraloría General de la Nación coinciden en un diagnóstico lamentable y letal para el futuro de esta organización.
Convocatoria a la asamblea ordinaria de Comfamiliar para este ,martes 30 de junio.

La asamblea

A 24 horas de realizarse la Asamblea General de Socios  de Comfamiliar Nariño, programada para este martes 30 de junio, con el fin de aprobar el de ejercicio financiero de 2019, se conoce el informe de la Supersubsidio, que incluye unas conclusiones que en el menor de los casos son preocupantes.

Los socios de Comfamiliar deben conocer en detalle los reportes de auditoria y visita de la Contraloría General  y de la Superintendencia de Subsidio, para conocer su alcance, evaluar las consecuencias y tomar las decisiones que sean pertinentes para evitar que el deterioro y el perjuicio social y económico sean mayores en un territorio que afronta desde hace mucho tiempo una crisis que hoy por la pandemia se torna prácticamente insolucionable.

El Informe

En un informe de más de 220 páginas  se registra paso a paso la visita  que en el primer trimestre de este año realizó un equipo de la Superintendencia para “verificar la situación general del funcionamiento de la Caja de Compensación Familiar de Nariño – COMFAMILIAR NARIÑO, en cumplimiento del marco normativo en las áreas legales, administrativas, financiero – contables, servicios sociales, fondos de ley, salud y demás inherentes al desarrollo de sus operaciones”, se establece que la entidad atraviesa dificultades  de diverso orden, administrativo, financiero, operativo y contable, entre otros, que hace poner en riesgo el presente y el futuro inmediato de los más 114 mil trabajadores afiliados y cerca de 10 mil empresas que están vinculadas a los programas e iniciativas de la Caja.

Programas de salud

Dentro del modelo operativo de la salud que está vigente en Colombia, Comfamiliar cumple roles de EPS e IPS. En estas tareas, el rezago y deterioro viene siendo progresivo desde hace varios ejercicios atrás, hasta llegar a una insolvencia económica con saldo negativo de más de 150 mil millones de pesos.

En los descargos, Comfamiliar alega  hechos de coyuntura que han impedido  contar con un flujo efectivo de caja, lo cual es desestimado por los auditores, que alegan un manejo contable y financiero caótico, desactualizado y poco claro.

Bajo las actuales condiciones, el pasivo corriente de la salud manejado por Comfamiliar, llega a 157 mil millones de pesos, y los recursos disponibles apenas permitirían atender un 0.26 por ciento, es decir, prácticamente nada.

En el informe se resalta que la propia revisoría interna viene advirtiendo desde hace tiempo sobre la crisis de la eps y sobre todo si esta seguía en operación, abriéndole las puertas a la intervención o a su liquidación ´por la imposibilidad de responderles a los usuarios, empleados y profesionales del sector.

Más adelante el informe hace hincapié en que “la Superintendencia Nacional Salud mediante Resolución No. 001165 del 4 de marzo de 2020, ordenó la adopción de medida preventiva de Vigilancia Especial al PROGRAMA DE LA ENTIDAD PROMOTORA DE SALUD DE LA CAJA DE COMPENSACIÓN FAMILIAR DE NARIÑO – COMFAMILIAR NARIÑO, por el término de seis (6) meses, teniendo en cuenda las razones expuestas de la parte motiva de la presente Resolución”. 

“Este ordenamiento originado por la Superintendencia Nacional de Salud implica para COMFAMILIAR NARIÑO, realizar una reestructuración administrativa de la Corporación en todos sus procesos. Estos eventos guardan relación con la expedición de la mencionada Resolución expedida por parte de la Superintendencia Nacional de Salud en desarrollo de sus competencias de inspección, vigilancia y control en materia de salud, tales como la negación del Proyecto de Reorganización Institucional (PRI) solicitado por COMFAMILIAR NARIÑO”.

Y concluye a este respecto que “se evidenció que la Corporación para el centro de costo Administración, presenta 41 contratos por prestación de servicios los cuales representan el 45% por valor de $703,9 millones del total del rubro Servicios código 5135, que se encuentra en $1.549 millones”, y “no se evidencia una política de contención de costos y gastos y la Corporación toda vez que se presenta contratación de personal alterno sin tener definidas estrategias para la disminución de costos y gastos”.

Situación financiera

En el amplio informe de la Superintendencia de Subsidio se hace también énfasis en el desastroso manejo financiero  de Comfamiliar, desde hace más de una década, destacándose los métodos contables obsoletos y un manejo poco claro de rubros como el de compras, contrataciones y otros por el estilo.

“… el Estado de Situación Financiera muestra que el comportamiento de los pasivos ha venido aumentado sustancialmente y el patrimonio de la Corporación ha venido disminuyendo, por las pérdidas recurrentes del programa de salud, toda vez que en la vigencia 2016 presentó un patrimonio por valor de $153.287,1 y a diciembre de 2019 presenta patrimonio por valor de $28.627,5 millones, ocasionando incertidumbre y riesgo con respecto a su operación”.

Los ejercicios evaluados llevan a concluir que hay un estancamiento de los activos, un  crecimiento gigantesco de los pasivos corrientes y la disminución pasmosa del patrimonio, que lleva a la entidad al estancamiento financiero total.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!