Ana Lidia con 116 y anda tan campante

Compartir en:

Esta barbacoana que vive en un barrio de Tumaco se construye en una de las mujeres más longevas de Colombia.

Noticias Nariño

El 3 de febrero de 1904, año cuando el Congreso de la República creó al departamento de Nariño y lo separó del Cauca, nació en el municipio de Barbacoas, Ana Lidia Sevillano Cuero.

Hoy a sus 116 con una envidiable lucides y férrea salud se constituye en una de las mujeres más longevas de Nariño y en general del país.

Reside rodeada de su familia en el barrio Puente Las Flores de la Comuna Tres del Distrito de Tumaco, en la costa pacifica nariñense, en donde se ha convertido en centro de admiración y respeto.

Nos propusimos entrevistar a esta legendario matrona quien pareciera ceducir de la mejor manera al tiempo, pero nos encontramos con un obstáculo entendible. Ante la amenaza del mortal covid-19, su familia la protege con razón como un tesoro.

Sin embargo una de sus nietas Jackeline Sevillano Andrade, accedió a dialogar con lanoticiasinfronteras.com para conocer un poco más de Ana Lidia, la mujer que vivió casi todo el siglo XX y sigue tan campante en el primer ventenio del siglo XXI.

Jackeline aparece en una fotografía junto a su abuela en el patio de la casa en donde reside en la actualidad y desde allí nos cuenta la historia de esta asombrosa mujer.

Dejó su tierra natal

La nieta dice que pese a que su abuela perdió la visión, es envidiable su lucidez. ‘No recuerdo pero salió hace muchos años de su tierra natal Barbacoas. Se fue a vivir al Guadual y luego llegó a Tumaco».

Comenta Jackeline que sólo tuvo un hijo, cinco nietos y cinco visnietos y que su longevidad la atribuye a que cuando era niña y adolescente fue bien alimentada y todo era natural, sin químicos.

«El doctor Rendon que es su médico de cabecera dice que su salud es maravillosa, que está conservada y que sus órganos son como los de una persona joven «, anota Jackeline, quien comenta con alegría que el año pasado le celebraron como una quinceañera los 115 años de vida.

El único hijo de doña Ana Lidia tiene 77 años y el último de sus visnietos 9 años, comenta y asegura que su abuelita pese a que perdió la visión hace 5 o 7 años, reconoce a cada miembro de la familia por su voz o solo su presencia.

Jackeline recomienda a las familias cuidar a los abuelitos, pues dice que son una bendición. «Mi abuela esta agradecida de la vida, pero siempre manifiesta que todo tiempo pasado fue mejor» .


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!