La recocha mortal de la pandemia

Compartir en:

EL GOBIERNO PERMITIÓ QUE LA ESTRATEGIA PARA FRENAR LA PANDEMIA SE CONVIRTIERA EN UNA RECOCHA POPULAR.

Esta crisis sanitaria se convirtió tristemente en una gran oportunidad para los politiqueros y los corruptos, que aveces son la misma cosa. También para que los más ricos se hagan más ricos. Y ¿los demás?, mal, gracias, pero apenas viendo como se roban todo, abusan de mil maneras, Mientras la gente se infecta más con el covid – 19. No hacemos nada más.

Por Víctor Chaves R. #ReporteroNomada

Si no fuese por lo cientos de miles de nuevos contagiados y los miles de muertos que a diario alimentan las estadísticas mundiales, se podría pensar que la pandemia terminó; que el letal virus desapareció o ya se puede controlar y por lo tanto es factible el retorno de la «normalidad. Porque es complicado explicar lo que está sucediendo en nuestras ciudades, grandes, medianas y pequeñas, en donde la gente, una gran porción de la población, decidió retomar lo que habían dejado desde hace cerca de 3 meses.

Hoy, como desde antes del último fin de semana, se ven las calles con los trancones habituales y los andenes también lucen llenos de transeúntes. La escena es más pre pandémica, que post pandémica. ¿Qué está sucediendo?, debe ser la primera pregunta que debe llegar a la mente de quienes tratamos de mantenernos enterados del desenvolvimiento de la agenda informativa habitual, por gusto o por trabajo, pues no hemos visto los anuncios del fin del coronavirus, sobre la aparición de la vacuna que le pondrá fin a todo este suceso o aunque sea acerca de un milagro.

¿Porque la gente, es decir todos nosotros, nos desbocamos hacia las calles, sin importar que el riesgo está latente? y en consecuencia ¿Cuál será el precio que vamos a pagar por esta actitud masiva, evidentemente irresponsable?

Hay que hacer énfasis en la irresponsabilidad, porque efectivamente no hay quien responda, por lo menos con la verdad. Entonces toca pensar en todo esto, sacar conclusiones y exponerlas en estos espacios. Es evidente que si en algún momento nuestros gobernantes diseñaron o pusieron en práctica una estrategia sólida para hacerle frente a la pandemia desde el frente sanitario, hoy ya nada de eso existe. Todo se fue al cesto de la basura.

Pero entonces la siguiente pregunta sería ¡acaso los gobernantes no supieron desde un comienzo que todo esto iba a suceder? es decir que luego de encerrarnos por casi tres meses, finalmente había que abrir las puertas, pero no porque la gente se estaba ahogando enclaustrada, sino porque había que darle más dinero a los megaempresarios que vienen llorando desde el comienzo de todo esto, a sabiendas de que están entre los más ganadores a costa de la tragedia, pues la gente no ha dejado de comprarles ni ellos de llenar sus bolsillos.

Se puede decir que esa fue la gota que derramó el vaso, pero la verdad es que la gente quiso entender lo que le convenía, es decir que ya se podía dejar el enclaustramiento y salir no solo a buscar trabajo, sino a gastarse dineros que de pronto ni poseen. Otra lectura puede ser que como el manejo de la pandemia ha impuesto un anonimato casi generalizado sobre las personas que resultan infectadas y mucha más sobre las que fallecen, entonces lo más tenaz de esta tragedia no se ha visto cerca, entonces muchos dan por contado que al final la pandemia no resultó tan grave como se había dicho y otras consideraciones por el estilo.

En fin, cualquiera que haya sido argumento escogido, mucha gente está de nuevo en las calles. Las ventas ambulantes vuelven a entorpecer la circulación de peatones y las calles están llenas de vehículos contaminantes de todos los modelos. Las estadísticas muestran crecimientos récords desde que apareció el virus, de infectados y muertos, pero eso no es suficiente para acabar de convencer a la gente de todos somos potenciales infectados, especialmente si no nos cuidamos.

Entonces, se puede decir que ¿fracasaron los esquemas y tácticas del gobierno de Iván Duque para hacerle frente a la pandemia?. Definitivamente sí y no especialmente porque la gente nunca la atendió ni las entendió, sino porque todo el plan institucional estuvo siempre diseñado con el objetivo de sacarle el mayor provecho a la tragedia, a sabiendas de que se iba a pasar por encima de la vida de los más pobres y vulnerables. Y así ha sucedido: Han robado todo lo que les ha provocado; se han seguido enriqueciendo los poderosos de nuestro país y también las multinacionales que financian campañas presidenciales pero que nunca pagan un peso por impuestos y se le ha tirado algunos huesos roñosos a los medios de comunicación para que no terminen de desaparecer en su incapacidad de sobrevivencia.

La ruta del Covid – 19 será devastadora durante las próximas semanas. Eso también lo sabemos todo, pero el Estado lo sabía desde antes. Conocía los riesgos del Día sin IVA y los tomó y por lo tanto se pagarán las consecuencias. Y así ha sido en todo lo que tiene que ver con el manejo de la pandemia del coronavirusw. Se entregaron recursos a manos poco confiables. es decir que el gobierno le dio plata a ladrones para que manejen el hambre de los más necesitados. Permitió también que se abusara con sobreprecios y otros costos a los mercados y ayudas para los pobres. Y muchas aberraciones más.

Hoy por hoy las administraciones locales y territoriales han agotado lo que tenían parea atención de emergencias. Por eso se ve a muchos alcaldes promoviendo campañas de solidaridad, para que la gente pudiente de buena voluntad pueda hacer algunos aportes y donaciones. es potra evidencia del fracaso de una estrategia de la que ahora no queda prácticamente nada, pues la población, los funcionarios, los empresarios y sobre todo los sectores más oscuros de nuestra sociedad, se la pasaron por la faja.

Así de sencillo.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!