Día sin IVA, una ilusión costosa

Compartir en:

El país entero está a la expectativa de lo que será el día sin IVA, que supuestamente le dará muchos beneficios económicos a quienes puedan adquirir determinados artículos y sobre todo a los grandes empresarios.

Por Edwin Mejía Ch.     frankymejíach@yahoo.es

Sin embargo, de entrada hay obstáculos que no se han podido superar, por lo menos de acuerdo a lo establecido al momento de escribir esta nota; por ejemplo en la capital de la República regirá en esa fecha común y corriente el “pico y cédula”, reglamentación que restringe el beneficio  a toda la población; además hay quejas contra las grandes superficies de haberle subido el precio a los artículos, días antes de la fecha acordada para la rebaja,  lo que equivaldría a que no hay tal descuento; así ni hay  Iva para el Estado ni tampoco rebaja para el contribuyente;  otro problema es que las personas están sin plata, restringiendo sus gastos solo para lo estrictamente necesario.

Los colombianos aspiran a lograr grandes descuentos durante los tres días sin IVA del año, el gobierno busca movilizar, a través del comercio, cerca de 2,5 billones de pesos, y reactivar un sector tan golpeado por culpa de la pandemia; el comercio, cabe destacar, redujo su actividad aproximadamente en un 43 por ciento, mientras el empleo que generaba este sector disminuyó un más o menos 2, 5 por ciento.

El Gobierno determinó extender el cobro del IVA para algunos grupos principalmente: vestuario, electrodomésticos, tecnologías, gasodomésticos, implementos deportivos, útiles escolares, entre otros.

Aquí nos encontramos con varios puntos de vista, de algunos contribuyentes, de gente del común que están convencidos que sí se beneficiarán y de algunos dirigentes civiles y políticos quienes  aseguran que sí hay ayudas como lo afirman, por ejemplo: el presidente de la Federación Colombiana de Municipios y alcalde de Mosquera, Gean Carlo Gerometta, el presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá, Nicolás Uribe,   de quien maneja los destinos de la Cámara de Comercio de Medellín, Lina Vélez y de María Fernanda Quiñones, presidente de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, entre otros.

Yo, por mi parte, estaré, a la expectativa, no compraré por falta de recursos y por temor a adquirir deudas con la tarjeta de crédito que seguramente más adelante me pondrá en serios apuros.

Además, no puedo soportar las congestiones que se armaran, ni me puedo aguantar a la fastidiosa compradora que llegue a arrasar con todo (no el almacén) sino las personas que empujan, ultrajan, maltratan y hasta roban a los que van medio relajados al almacén, eso no es conmigo, disculpen.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!