Cuba, creatividad periodística en la pandemia

Compartir en:

Al igual que como lo ha hecho con las economías y a las sociedades mismas, el coronavirus ha colocado a los medios en una situación inédita e inimaginable. Así, estas empresas han debido echar mano a toda su capacidad de resistencia, y también a su creatividad.

Publicación de la Red Internacional de Periodistas

Una de las iniciativas que sobresale entre la cobertura de la pandemia en Cuba es la herramienta Covid19CubaData, desarrollada por Postdata.club y Juventud Técnica, junto a estudiantes de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana y de la Universidad de Oriente.

El tablero interactivo muestra una actualización diaria del total de casos diagnosticados, activos, recuperados, etc. Además ofrece estadísticas desagregadas por provincias, municipios, modos de contagio y sexo de los pacientes, entre otras prestaciones.

Cuando los datos resultan copiosos y cambian a diario, organizarlos y “leer” a través de ellos representa un valor fundamental. “Lo más importante aquí es el trabajo en equipo, señala Saimi Reyes, editora de Postdata.club. “La colaboración es muy fluida porque hay diferentes saberes involucrados. Los periodistas, si bien no programamos la parte dura, damos ideas de posibles gráficos que tengan valor informativo, y también somos quienes rellenamos cada día la base de datos en formato Json, que se utiliza para actualizar la información y que se llena con las cifras oficiales que ofrece el Ministerio de Salud Pública”.

El periodismo brasilero narra la pérdida detrás de las cifras

El dashboard cuenta con un bot de Telegram y una aplicación para Android, la cual saltó de 100.000 a 200.000 descargas en menos de un mes. De igual forma, se publican sistemáticamente boletines del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM) sobre la evolución y los efectos de la enfermedad a nivel internacional y nacional.

El proyecto cobra particular trascendencia en un momento de auge de la desinformación y las noticias falsas. Tanto es así que la retroalimentación ha llegado sin demora. “Muchas personas lo utilizan, hacen sugerencias y preguntas en redes; lo usan para sacar conclusiones y tener una visión más analítica de la situación”, comenta Ernesto Guerra, periodista de Postdata.club y jefe de redacción de Juventud Técnica.

Varios medios e instituciones toman a Covid19CubaData como referente confiable. Incluso el Director Nacional de Epidemiología, Francisco Durán, ha empleado los gráficos del tablero durante los partes de cada mañana, transmitidos en televisión nacional.

Por otro lado, algunas ventajas resultarán más visibles con el tiempo, según explica Reyes: “A la larga también será muy útil, porque toda esta información quedará registrada en una herramienta con software libre y datos abiertos, que ayudarán a posibles decisiones futuras ante situaciones similares”.

Alianzas para la cobertura 

Una circunstancia tan compleja como la actual demanda mayores empeños. Quizás por eso, las alianzas han sido una constante a la hora de abordar la crisis pandémica en Cuba. Por ejemplo, El Toque y Periodismo de Barrio unieron fuerzas para crear un servicio de información sobre el coronavirus.

Días atrás lanzaron Covide, un bot para Telegram y WhatsApp que permite verificar información acerca del Covid-19. Esta herramienta descansa en la base de datos de Latam Chequea, plataforma donde participan 35 organizaciones, incluyendo estos dos medios cubanos.

Su cobertura abarca conversaciones en Facebook Live con emprendedores, juristas y médicos; el uso de caricaturas y podcasts, y el tratamiento de temas jurídicos de especial relevancia durante el aislamiento.

Siete podcasts latinoamericanos para seguir durante la pandemia

Con/texto MagazineIPS Cuba, y Semlac Cuba produjeron la serie multimedia Inspiradoras, que retrata las historias de mujeres que enfrentan los retos de la pandemia desde espacios como los cuidados solidarios, el emprendimiento o las comunidades religiosas. Realizada con el apoyo de Oxfam, la serie pretende visibilizar también el impacto diferenciado del Covid-19 sobre la población femenina.

Las bitácoras que han aflorado en numerosas publicaciones también emergen por estos lares. Tal es el caso de la sección Destinatario Zona Roja, de la revista Alma Máter, donde tres estudiantes de periodismo cuentan sus jornadas como voluntarias en centros de aislamiento contra el Covid-19.

Los cambios a raíz de la “corona-crisis” todavía se encuentran en movimiento dentro de las organizaciones, y algunos de ellos podrían quedarse. “Las infografías se han vuelto un producto estrella, así como también los hilos de Twitter aclarando dudas del público”, cuenta Guerra.

Para la mayoría de estas publicaciones la pandemia ha significado una oportunidad para expandir su alcance y elevar los estándares de calidad de la profesión. “En el caso de Juventud Técnica, el mayor reto de la nueva normalidad es retener al público fidelizado con el medio por el tema del Covid-19”, confiesa el jefe de redacción. “Anteriormente teníamos científicos, aficionados a la tecnología, gamers… Ahora nuestros seguidores son de cualquier profesión, estrato o interés”.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!