Regreso al futuro

Compartir en:

Por: José Arteaga
(Twitter: @jdjarteaga)

Siempre hay un regreso al pasado. Somos eternos recicladores de tendencias y modas. Quizás, y es bastante posible a La Luz de los acontecimientos, que eso se deba a que atravesamos aún por el largo tránsito de los análogo a lo digital. Es decir, que a pesar de vivir en la era digital, muchos de nuestros comportamientos son análogos y el encierro que ha supuesto en Covid 19 lo ha sacado a la luz.

Lo primero que pasó es que los teléfonos celulares los empezamos a usar como teléfonos. Hasta hace un par de meses eran navegadores de internet, cámaras fotográficas y plataformas para usar WhatsApp. Nuestras facturas de datos eran superiores a las facturas de llamadas. Y de pronto, todo cambió. Era urgente hablar. Bienvenido.

Lo segundo fueron los podcast. Llámase así a los archivos de audio que se pueden escuchar a través de una web. Inicialmente fueron formatos de archivo de las emisoras de radio, pero hoy son de práctica común. ¿Pero como funcionan? Pues de la misma manera que funcionaban las clases de inglés en cassette, que ponía la gente en el automóvil para aprender idiomas mientras conducía. Y eso justamente es lo que ha vuelto: las radionovelas, los poemas recitados y los llamados spoken-words, hay toda una moda desde Santo Domingo hasta San Francisco.

Ni que hablar del autocine, eso que en Pasto se veía sólo en películas de adolescentes y de terror, pero que en Colombia fue una tendencia de las grandes ciudades y que dejó generaciones criadas a punta de filmes que se observaban desde los carros en Piedragrande en Cali o en Los Héroes en Bogotá. Todo eso se está reabriendo como una combinación de seguridad y cultura.

Decía Coco Chanel que la moda está hecha para que pase de moda. Pero es verdad que su ciclo es redondo y vuelve a regresar. En el caso del vestido, por ejemplo, ahora se viste como en los años 90, hasta hace poco como en los 80, y así sucesivamente. ¿Porqué? Me atrevería a decir que es porque el mundo va muy rápido y hay muchas cosas que pasan tan de prisa que no alcanzan a madurar ni a establecerse. Entonces son carne de cultivo para nuevos desarrollos y punto de partida de ideas tecnológicas renovadas.

Hay bastante de nostalgia en el retorno al pasado, por supuesto. Los discos de vinilo parecían haber desaparecido con el CD, pero sólo estaban ocultos, residían entre los coleccionistas. Hoy no hay un solo artista que no vea al vinilo como primera opción de reproducir su música en un formato físico, antes que en un CD. Las producciones en vinilo abundan, aunque esta vez con un código para descargar en mp3. El ayer trasladado al hoy.

Y claro está, la pandemia acelera ciertos retornos, porque no es lo mismo convivir en la calle a mil por hora, que en casa con menos acceso a ciertas cosas. Las tendencias nacen de las carencias. Necesitábamos hablar con nuestros seres queridos a quienes no podíamos visitar, y el celular volvió como teléfono.

Bien. Llegados a este punto, hay algo que está por venir a corto plazo: el intercambio. Existen apps para ello, por supuesto, pero esto ante la emergencia económica, resultará ser un mecanismo muy valioso de supervivencia. Se hacer pan, pero tengo una máquina de hacer helados. Alguien habrá que necesite y tenga justamente lo contrario. Y este sistema es tan antiguo como las leyendas de nuestros abuelos. Todos Vuelve, cantaba Rubén Blades.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!