Infectados, vivieron para contarlo

Compartir en:

Los periodistas y el coronavirus. Los riesgos que se deben correr en pos de una información que puede costar hasta la muerte. Para muchos es simple rutina. Para otros puede significar el principio del fin. Otra publicación de la Red Mundial de Periodistas.



Los periodistas son parte de los profesionales que están en la primera línea de trabajo durante la pandemia, a veces arriesgando su salud para ofrecer información actualizada al público. Cuando los periodistas mismos son los que contraen el nuevo coronavirus, este se cobra un precio físico y emocional, dijeron tres periodistas que se padecieron COVID-19 en un webinario organizado por el Centro Internacional para Periodistas (ICFJ) e IJNet.

«Creo que esta debe ser la enfermedad más estigmatizada y solitaria de la historia de la humanidad», dijo Howie Severino a Patrick Butler, vicepresidente de contenido y comunidad de ICFJ, quien coordinó la conversación. Durante el tiempo que pasó internado en un hospital de Filipinas, Serevino trabajó con una enfermera para filmar un documental con su teléfono sobre la situación del personal sanitario y los pacientes.

Los periodistas Lola Gómez y Pete Kiehart también se recuperaron del nuevo coronavirus y participaron en la sesión. «Los editores deben escuchar a sus periodistas y asegurarse de que se sientan cómodos y, al mismo tiempo, se comporten de manera responsable», dijo Kiehart.

Algunos puntos destacados de la conversación

Sobre enfermar y recuperarse:

  • «Los fotógrafos no podemos trabajar desde casa. Tenemos que estar en el exterior tomando fotos y mostrando lo que está pasando en nuestras comunidades”, dijo Gómez, fotógrafa de Austin American-Statesman. Después de tratar de hacerse una prueba de COVID-19 cinco veces, filmó su experiencia en el hospital.
  • «La parte más difícil para mí fue el aislamiento», dijo Kiehart, un fotoperiodista independiente que reside en París y que ahora se encuentra en Carolina del Norte con sus padres y su pareja, también reportera gráfica. Pudo hacerse una prueba inmediatamente después de un viaje internacional. Sin embargo, el aislamiento fue igual de difícil, dijo. «Mi mayor temor era infectar a un ser querido, más que mi propia salud».
  • Severino, periodista de Red GMA en Filipinas, dijo que le preocupa una posible discriminación contra su familia después de contraer COVID-19. “Una médica amiga me dijo que antes, cada vez que entraba a una tienda con la bata blanca de la profesión, recibía miradas de respeto”, dijo. “Pero ahora se da cuenta de que las personas se mantienen alejadas de ella e incluso la han hecho pasar malos ratos en tiendas y centros comerciales. Hay discriminación».

[Lee más: Mental health tips and resources for journalists]

Sobre la salud mental:

  • «Pienso que la comunidad médica y sanitaria debe prestar más atención a los problemas de salud y bienestar mental, porque creo que tiene un gran efecto en las posibilidades de supervivencia de los pacientes», dijo Severino.

Sobre la seguridad en el trabajo

  • Gómez instó a los periodistas a seguir las pautas de las autoridades sanitarias. «Debes tener mucho cuidado como periodista, porque un solo error es todo lo que necesitas para contraer el virus», dijo.
  • El consejo de Kiehart es asumir que has estado expuesto al COVID-19 y tomar las precauciones adecuadas.
  • “La distancia física que debemos poner entre las personas va en contra de la naturaleza de nuestro trabajo como periodistas gráficos. Necesitamos estar cerca de la acción», dijo Severino. «Pero ahora tenemos que resistir ese instinto».

Sobre las coberturas

  • “La gente culpa a los medios del pánico que se ha generado, pero no es cierto. Simplemente entregamos historias y damos números», dijo Gómez. Su consejo para los periodistas es compartir con el público las experiencias de pacientes y personal sanitario. «Si no crees en lo que dicen los periodistas sobre el virus, tal vez creas en las personas que cuentan sus historias desde los hospitales y desde sus hogares».
  • «Las redes sociales son un gran lugar para encontrar historias, pero no necesariamente para aprender sobre lo que está sucediendo», dijo Kiehart. «Si ves algo en las redes que parece estar fuera de lugar o parece una locura, ponte en contacto con esa persona. Puede ser el germen de una gran historia, pero también puede ser un bot».
  • “Necesitamos ser más exigentes con lo que elegimos amplificar. El papel de los científicos y profesionales médicos es hoy más importante que nunca. Y tal vez el papel de algunos políticos lo es menos. Debemos elegir qué amplificar y qué no, porque la mala información en estos días ya no es solo entretenida: puede matar”, dijo Severino. 

Sobre la responsabilidad de directores de medios y editores sobre la seguridad de sus periodistas

  • “Si vas a una guerra, necesitas entrenamiento para saber cómo cubrir la guerra. O si hay un desastre natural, necesitas capacitación para saber cómo cubrirlo”, dijo Gómez. «Y las salas de redacción de todo el mundo necesitan invertir más en proteger a sus periodistas».
  • «También corresponde a los editores asegurarse de que los fotógrafos y periodistas a quienes asignan coberturas estén capacitados y seguros», concluyó Kiehart.

Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!