El Señor del Perdón: 100% sampableño

Compartir en:

Este domingo 5 de abril de 2020, en unas circunstancias normales, habría comenzado de manera oficial en Colombia, y si mal no estoy, en otros países del mundo también, esa temporada conocida como la Semana Santa, semana dedicada a recordar y conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. Sin embargo, ante esa coyuntura llamada Coronavirus o Covid 19, en muchos lugares de Colombia, todo se quedó en preparativos.

Por: Mauricio Bravo Cerón

Introducción

San Pablo Nariño, municipio con más de un siglo de historia alrededor de esta conmemoración religiosa, no podía ser la excepción. Ahí, hasta antes de que el Coronavirus “pisara” suelo colombiano, la Junta Central de Semana Santa, la Administración Municipal, el Instituto para el Fomento de la Cultura, el Deporte y el Turismo ICDT y la parroquia San Pablo apóstol venían trabajando de una manera conjunta para darle a su comunidad y visitantes una bonita Semana Mayor.

Sin embargo, como por esta época en Colombia y en el mundo en general, prima el bienestar de las comunidades y teniendo en cuenta eso hay que evitar aglomeraciones como las que suelen presentarse durante las procesiones se optó por cancelarla. Lo que sí habrá, a cargo del recién llegado sacerdote Harold Castro, serán algunas misas, como el lavatorio de los pies o el sermón de las siete palabras, que serán transmitidas por vía radial, por medio de la Internet y la televisión.

Con el objetivo de que la comunidad viva en familia, desde sus hogares la Semana Santa, y esta no pase por desapercibida, la Administración Municipal y el ICDT han decidido repartir entre su gente, para que lo peguen en las ventanas de sus casas, el afiche escogido para representar este evento anual religioso. La imagen escogida para este 2020 fue la del paso conocido como “el Señor del Perdón” y el afiche fue elaborado por el joven diseñador Luis Carlos Rosada.

A continuación podrán leer una pequeña reseña de la historia de este paso con casi cuatro décadas de procesiones por las calles sampableñas, texto hecho hace un año, basado en una entrevista con el señor Ómar Pabón Ortiz.

De origen payanés

Habiendo sido el ideólogo y fundador de la traída del paso de La Sentencia desde la ciudad de Popayán a la Semana Santa del municipio de San Pablo Nariño, el médico Braulio Lara Álvarez (QEPD), profesor de la Universidad del Cauca, no se quedó con las manos cruzadas en lo que se refiere al crecimiento de este evento religioso anual. Si por él hubiera sido, comenta Ómar Pabón, habría instaurado cinco pasos más de entre los dela ciudad blanca.

Lamentablemente sus ideas, su pensamiento, no calaron en muchas personas.

Uno de los que sí captaron y supieron apreciar su pensamiento fue su gran amigo Carlos Pabón Enríquez (QEPD), padre de Ómar, quien terminada la Semana Santa de 1980, viajó a Popayán, se encontró con su amigo médico y juntos fueron a la Iglesia de San Agustín, donde permanece expuesto el Señor del Perdón.Al verlo, don Carlos quedó con elfirme propósitode llevar esa imagen a las calles de su San Pablo natal.Tras tomarle muchas fotos, don Carlos regresó al pueblo.

La idea inicial era que el paso del Señor del Perdón perteneciera a los de arriba, a quienes vivían en la plaza de mercado. Sabido esto, uno de los vinculados fue don Luis Carlos Rosada Arcos, en quien don Carlos miró un gran apoyo.También se decidió que la imagen fuera tallada en San Pablo.

Don José Feliciano y sus dudas

Entre los dos, cuenta Ómar, buscaron a don José Feliciano López, un artista del ámbito local. Los dos fueron a convencerlo de esta bonita labor. Hasta el momento él sólo había tallado figuras pequeñas, de ahí su inseguridad frente a esta petición. Es aquí donde entra en acción otro reconocido maestroaún vivo: don Miguel Muñoz Parra.

La teoría y la práctica que el maestro Muñoz Parra tenía sobre proporciones y dimensiones y el apoyo en que se convirtió para un empírico maestro Feliciano López, casi que su mano derecha, imprimieron en él esa seguridad que le hacía tanta falta. La talla a la que se dedicaron los artistas con la compañía constante de don Carlos y don Luis Carlos tardó en estar lista un año: todo 1981.

El cedro rojo en que estaba hecha se revistió con una macilla gris, recubierta conyeso. Textura finalmentepintada al óleo.Hasta la fecha no se le ha hecho ninguna reparación.

Lo que sí se le ha hecho a lo largo de estas casi cuatro décadas, dice Ómar, son retoques en la pintura a cargo de cuatro maestros sampableños que siempre han dejado bonita la imagen de Cristo arrodillado sobre el mundo, ellos son: Efrén y Aldemar Bolaños, Jesús Muñoz Zambrano y Óscar Cerón Bolaños.

La talla hecha del Señor del Perdón se basó en imágenes fotográficas tomadas desde diversos ángulosdel paso del Señor de la Columna: de ahí la similitud que hay entre los dos Cristos. Las piezas de madera de que está hecha esta imagen fueron traídasdesde el corregimiento de Briceño, de casa de unos conocidos del maestro Muñoz Parra.

Ha sido una propuesta continua de los hijos de don Luis Carlos Rosada, Miguel Ángel, Luis Carlos y Leonardo Fabio, el hacer una remodelación más interna en el revestimiento del cedro rojo en que la imagen, como ya se dijo, está hecha. Ellos señalan tienen un primo en la ciudad de Pasto que es especialista en este tipo de procesos. Sin embargo el asunto aún no se ha concretado.

Otros detalles y sus artífices

Simultáneamente a la elaboración de la talla don Carlos y don Luis Carlos se encargaron de otros detalles importantes para la puesta a punto: la elaboración del anda (hecha en motilón, pino y achapo) en que se transportaría, una vez elaborado y bendecido, el Señor del Perdón. Esta fue hecha de manera manual en casa de don Luis Carlos por don Plinio Bravo en compañía de otras personas.La madera era cortada en casa de don Plinio y transportada hasta donde don Luis Carlos.

La confección de las primeras túnicasla hizo don Peregrino Muñoz (QEPD). Duraron unos diez años.

El primer sitial de este paso (que se conserva cualuna reliquia familiar en casa de doña Belisa Ortiz) y los cíngulos (cordones con que cargueros y alcayateros se aseguran sus túnicas) fueronbordados a mano por doña Custodia Arcos y su hijo Rafael. E

Así las cosas, el paso estuvo listo en diciembre de 1981.

Su debut en la Semana Santa se dio el jueves santo,8 de abril de 1982. La expectativa se formó porque se trataba de un paso hecho por población sampableña, cosa que, resalta Ómar no se puede decir de otros pasos. En algunos casos, fueron traídos de lugares como Medellín, España o Ecuador. Y porque la Semana Santa sampableña llevaba alrededor de tres décadas sin estrenar un paso.

Esa noche del estreno fue la única en que el paso salió sólocon velas. Dándose cuenta de la dificultad que eso representaba, de que el viento las apagaba, don Carlos consiguió tres lámparas Petromax. Ubicó dos de éstas adelante y la otra atrás. Con esa iluminación se salió al día siguiente. Tiempo después, esas lámparas se cambiaron por un motor, cuyo ruido hizo que, al año siguiente, fuera cambiado por baterías de carro.

Este último mecanismo, acompañado de las velas,es el que se conserva hasta la actualidad.

Un paso incluyente

Hubo algunas personas que hicieron parte de esta organización desde un principio. Don Taurino Pareja y don Jeremías Cerón Realpe, cada uno con su esposa; don Segundo Valenzuela, doña Vitalina Ordoñez, doña Eucaria Fernández y don Efrén Bolaños entre otros. De una manera esporádica, la familia Bolaños Bolaños. Poco tiempo después se unieron don Raúl Muñoz y su esposa.

Sin embargo, como este ha sido un paso incluyente, a toda familia que llegaba con ánimo de vincularse y, ayudar,siempre se permitió su entrada. Estas y otras vinculaciones aportaban con recursos económicos e ideas.

En total son entre 20 y 25 las familias que en sus 38 años de historia han pasado por la organización del Señor del Perdón. Contando persona a persona, afirma Ómar, son unos noventa. Algunas radicadas en San Pablo, pero también hubo otros sampableños residentes en la ciudad de Cali, que reunieron ochenta mil pesos de la época, dinero que sirvió para solventar algunas necesidades.

El maestro Efrén Bolaños fue el encargado de elaborar ese primer mundo sobre el cual el Señor del Perdón,una representación de Jesucristo, que arrodillado, ora para que la humanidad y nuestros pecados sean perdonados, para que aprendamos a perdonar y reconciliarnos con nuestro prójimo, explica Ómar.Además, el maestro Efrén Bolaños se encargó de otras cuestiones de tipo ornamental como la corona o el destello.

Viendo la necesidad de elaborar algunos cambios generales en el año 2016, esta esfera fue renovada. Distintos miembros de la familia Pabón Ortiz y sus diferentes vertientes reunieron tanto esfuerzos como recursos para contratar al joven diseñador industrial, de la Universidad de Nariño, Andrés Fernando Rosero Realpe.

Un papel que hay que resaltar es el de la mujer alrededor del paso: doña Belisa Ortiz (esposa de don Carlos), doña Esther Rosero de Rosada (esposa de don Luis Carlos), doña Eucaria Fernández, doña Teresa Espinosa (esposa de don Jeremías Cerón) doña Irma Ordoñez (esposa de don Taurino Pareja), doña Vitalina Ordoñez, doña Rosa Rosada; más adelante las señoras Reina y Betty Pabón, doña Nancy Fernández, son algunas de las mujeres que siempre han puesto el infaltable y valioso toque femenino.

Después de don Carlos Pabón Enríquez

En 2002, muere don Carlos Pabón. Poco después don Luis Carlos Rosada se retira. Sin embargo, gracias a los hijos de ellos, el Señor del Perdón no desapareció. Esos motores que eran ellos pasaron a estar en tres personas: PedroPabón Ortiz, Alejo Bolaños y Amílcar Pareja.

Retirados Alejo y Amílcar, ese apoyo estuvo en la juventud de la familia Pabón: Pedro Felipe, Carlos David, Daniel Fuentes y los hijos de Orlando, Cristian y Juan Camilo, entre otros. De Pedro Felipe y Carlos David vale la pena mencionar que alrededor de 2006 se encargaron de coordinar las salidas del Señor del Perdón. Además en sus manos estuvo la restauración del anda.

Son ellos quienes se han venido encargando de que cada detalle quede listo losjueves y viernes santos:arreglos florales,iluminación, logística y consecución de cargueros y alcayateros, entre quienes hoy se cuenta con Juan José Ortiz Pabón, bisnieto de don Carlos y nieto de Ómar.

Es decir que la cuarta generación de la familia Pabón hoy está presente en el paso del Señor del Perdón, aquel que ora por el perdón de la humanidad y entre la humanidad, desde San Pablo Nariño o Popayán Cauca; pero también desde procesiones de España y Brasil o desde cualquier otro lugar donde se recuerde y conmemore la pasión,muerte y resurrección de Cristo.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!