Pueblo Awá: ¿Exterminio a la vista?

Compartir en:

Awá ¿exterminio a la vista?Una gran tragedia que se vuelve invisible porque forma parte de otra descomunal tragedia. El pueblo Awá y muchas otras etnias están a punto de ser exterminadas por el #Coronavirus Lo que no pudieron ni la guerra, ni los corruptos, ni los mafiosos lo hará un ser microscópico…#REPORTERONOMADA #LaNoticiaSinFronteras #AwaVive

Posted by La Noticia Sin Fronteras on Sunday, March 29, 2020
Publicación en Facebook
Awá ¿exterminio a la vista?
Una gran tragedia que se vuelve invisible porque forma parte de otra descomunal tragedia. El pueblo Awá y muchas otras etnias están a punto de ser exterminadas por el #Coronavirus
Lo que no pudieron ni la guerra, ni los corruptos, ni los mafiosos lo hará un ser microscópico…

#REPORTERONOMADA #LaNoticiaSinFronteras
#AwaVive

El Covid – 19 llevó la tragedia histórica del pueblo Awá a niveles verdaderamente dramáticos. Miles de miembros de esa comunidad en Ecuador y Colombia, están expuestos a la pandemia, mientras que los violentos siguen golpeándolos a diario. La misma suerte están corriendo muchas etnias que no tienen como proteger a sus comunidades del letal virus.

Por Víctor Chaves R. #ReporteroNomada

El drama del pueblo Awá, no es exclusivo. Son miles los grupos étnicos, indígenas, afro y otros menos detectados por la mediática, que, según la organización especializada Survival International, corren el riesgo de desaparecer del mapa sociocultural del planeta, ante la imposibilidad de librarlos de las más duras arremetidas del Coronavirus Covid – 19.

Ni tampoco en Colombia, tienen los Awá ese oscuro privilegio. No hace muchos días, el consejero mayor de la ONIC, Organización Nacional Indígena de Colombia, Luis Fernando Arias, denunció ante los medios de comunicación que los pueblos indígenas del país se encuentran en un alto riesgo, por este asunto y citó específicamente zonas como La Guajira, Nariño, Bolívar, Sucre y Cauca, entre otras.

Una situación tan grave, que sólo se ha reflejado en algunos medios masivos, pero que hasta el momento no toma la suficiente fuerza como para motivar a los mandatarios a pronunciarse sobre el asunto y especialmente a tomar medidas consistentes para evitar este capítulo del paso avasallador del virus por el planeta entero.

Se conocen reportes de afecciones entre comunidades de México, Brasil, Perú, Bolivia y también de Colombia , en donde se notificó el hallazgo de una mujer de más de 60 años, perteneciente a la etnia Yukpa, que falleció en Cucutá.

La Encrucijada Awá: Rider Pai, Consejero Mayor de la Unidad del Pueblo Awá

Pueblo Awá en una nueva encrucijada de muerte: Entre las balas y las bombas de los grupos armados (legales e ilegales), la pandemia del #Coronavirus y el histórico olvido estatal. Cada día se hace más real aquella advertencia sobre el exterminio de esta comunidad que también en Ecuador padece persecuciones y abandono. Informe especial de #LaNoticiaSinFronteras

Posted by La Noticia Sin Fronteras on Saturday, March 28, 2020
Publicación en Facebook
Pueblo Awá en una nueva encrucijada de muerte: Entre las balas y las bombas de los grupos armados (legales e ilegales), la pandemia del #Coronavirus y el histórico olvido estatal. Cada día se hace más real aquella advertencia sobre el exterminio de esta comunidad que también en Ecuador padece persecuciones y abandono. Informe especial de #LaNoticiaSinFronteras

Entre el conflicto y el Coronavirus

El territorio Awá en el sur occidente de Colombia y en el nor occidente de Ecuador, ha sido violado históricamente por decenas de razones. La conquista y la colonización española, depredadores de la naturaleza, que acabaron con sus bosques nativos y con los ríos, a los que contaminaron con los químicos que usaban y aún ahora usan para la explotación minera.

Luego vinieron las nuevas formas de colonización y apoderamiento arbitrario y abusivo de sus territorios y muchas veces del cuerpo, la mente, la cultura y el espíritu de su gente. Y luego apareció la semilla de coca por esos lados y después las «cocinas» para preparar la base y posteriormente los laboratorios para refinar y producir cocaína.

Y por supuesto, detrás de todo esto, llegaron los grupos armados a imponer su ley, a tomarse sus tierras, a violar a sus mujeres, a matar a sus niños o a obligarlos a ponerse un uniforme y a portar un fusil. También lo hicieron las grandes corporaciones y multinacionales mineras, que con la anuencia de los gobernantes, se tomaron esos territorios para acabar con la vida silvestre, los ríos y en general con todo lo que se moviera.

Y cuando se esperaban atenciones y soluciones desde la parte institucional, la cura resultaba más mala que la enfermedad. Un ejemplo claro, las fumigaciones con glifosato para combatir los cultivos de uso ilícito. Estas nunca lograron siquiera mellar toda la parafernalia de este negocio que es manejado por organizaciones mafiosas, que le compran la hoja o la base de coca a los indígenas, afros, campesinos y colonos y la transforman luego en el alucinógeno favorito de mercados como el norteamericano y el europeo, entre otros.

Pero sí contaminaron los bosques, sembrados, ríos y en general todo el entorno de las personas que pueblan estos territorios, como es el caso de la comunidad Awá. Los niños, los jóvenes, las mujeres y los mayores comenzaron a enfermarse con más asiduidad de la normal. Los problemas digestivos y también los respiratorios afloraron muchas veces de manera masiva, dejando enfermos y muertos en el camino.

Y mientras las enfermedades golpean, los grupos armados no dejan de hacer lo suyo. Prosiguen con diferentes expresiones de violencia, sometiendo a su antojo a comunidades como las de los Awá, los Siapirara Eperara, los Nasa, los Pijaos y muchas etnias indígenas más, propiciando condiciones favorables para el exterminio total.

Desde hace 11 años, la Corte Constitucional ha promulgado por lo menos 4 sentencias y conceptos en los que advierte sobre los riesgos que padecen los pueblos indígenas asentados en escenarios del conflicto social y armado, es decir, en prácticamente todo el país.

Covid – 19 y el golpe final

En su memoria colectiva, muchos pueblos indígenas contienen capítulos nefastos en temas sanitarios. Las enfermedades importadas de Europa en las épocas de la conquista y colonización, muchas veces hicieron más daño que sus espadas y mosquetes. Pueblos enteros fueron arrasados por las pestes y otros males y las secuelas perduran a través de los tiempos, por ejemplo en la constitución física de los indígenas de hoy.

En el caso del pueblo Awá existen inclusive investigaciones de la Organización Mundial de la Salud, OMS, y de la Organización Panamericana de la Salud, OPS, que datan de finales del siglo XX, en donde se advierte de los riesgos que las comunidades nativas corren en materia sanitaria, si los Estados no asumen compromisos como el de respetar los valores ancestrales en temas de medicina, pero apoyando los modelos operativos y logísticos de manera que estos sean eficientes en sus propósitos.

La verdad es que con muy pocas excepciones (como el caso boliviano, por ejemplo), los gobernantes de los países latinoamericanos hicieron caso omiso de prerrogativas como la de la medicina ancestral y muchas veces todo quedó en el papel. Nunca se implementaron estrategias de respaldo, apoyo, permanencia y perpetuación de los sabes tradicionales indígenas, sino que todo pasó a formar parte del folclore. Y nada más.

Todo eso conllevó a que a la par de los deficientes sistemas sanitarios de las comunidades, el estado físico y mental de los indígenas también evidenciara cientos de vulnerabilidades, como las que hoy los exponen ante el letal virus, sin que se pueda hacer prácticamente nada para apaciguarlo. Solo los Estados, en este caso el ecuatoriano y el colombiano tienen la obligación de hacer hasta lo imposible para evitar la desaparición de la etnia Awá.

¿Qué está haciendo la Guardia Indígena del pueblo Awá para proteger a la gente de la pandemia?En esta tercera entrega, responde erl concejal de Tumaco y miembro de la Unipa, Carlos Nastacuas .Espere #InformeEspecial#LaNoticiaSinFronteras

Posted by La Noticia Sin Fronteras on Saturday, March 28, 2020
Publicado en Facebook
¿Qué está haciendo la Guardia Indígena del pueblo Awá para proteger a la gente de la pandemia? En esta tercera entrega, responde el concejal de Tumaco y miembro de la Unipa, Carlos Nastacuas. Espere #InformeEspecial #LaNoticiaSinFronteras

Medidas por tomar y las ya tomadas

En el plan de contingencia dispuesto por la Organización Nacional Indígena, ONIC para enfrentar la pandemia, se anunció la necesidad de fortalecer los sistemas de medicina tradicional de los pueblos indígenas, gestionar ayuda del Gobierno y la garantía de condiciones mínimas como el agua potable que carecen varias de las comunidades.

Para el caso del pueblo Awá y de las etnias que corren riesgos similares de exterminio por el mal que agobia al mundo, las medidas que se tomen deben ir acompañadas de componentes de cumplimiento y también de seguridad, ya que se trata en la práctica de actuar en los campos sanitarios, médicos y complementarios en medio de la guerra.

La Guardia Indígena es para las comunidades nativas de estos territorios , la garantía de seguridad. Su actuar no obedece a determinaciones o estrategias individuales, sino que corresponde a un elemento clave de la cultura indígena contemporánea y también de la de sus ancestros. Pero ahora requieren un fortalecimiento, con capacitación e instrumentos para tratar de garantizar el blindaje de sus comunidades frente al acecho del Coronavirus.

Los Awá esperan que los gobiernos de Ecuador y Colombia reaccionen sus posturas frente a la forma como se apoyará a las comunidades indígenas para enfrentar al Coronavirus

Visión profunda de los hechos

Pueblo Awá: ¿Exterminio a la vista?Liliana Armero, indígena de la comunidad Inga participa en la construcción de este Reportaje Virtual sobre los riesgos de exterminio para el pueblo Awá por la pandemia del #Coronavirus y otros riesgos propiciados por los grupos armados y por el abandono institucional. #LaNoticiaSinFronteras #REPORTERONOMADA

Posted by La Noticia Sin Fronteras on Sunday, March 29, 2020
Publicado en Facebook
Pueblo Awá: ¿Exterminio a la vista?
Liliana Armero, indígena de la comunidad Inga participa en la construcción de este Reportaje Virtual sobre los riesgos de exterminio para el pueblo Awá por la pandemia del #Coronavirus y otros riesgos propiciados por los grupos armados y por el abandono institucional.
#LaNoticiaSinFronteras #REPORTERONOMADA

Todos estos hechos bajo la lupa internacional generan nuevos argumentos. recientemente en  el periódico The Guardian, por ejemplo, se advierte que “si el virus entra a las diferentes comunidades indígenas la devastación será total”.

Pero para el movimiento global Survival International, el problema viene de antes. En un informe titulado “El progreso puede matar”, que estudia el tema en los cinco continentes, concluyen que hay varias cuestiones esenciales en relación a la salud de los pueblos indígenas: que se respeten sus derechos territoriales, que puedan conservar sus tradiciones, que no se les imponga “el progreso” impidiéndoles continuar su modo de vida y que tengan acceso a unos sistemas de salud que sean cuidadosamente concebidos por y para ellos.

«Los pueblos indígenas que controlan su propia tierra están más sanos y gozan de una mejor calidad de vida que aquellos que han sido expulsados de sus tierras y a los que se les ha impuesto el ‘desarrollo’ «, sostiene Fiore Longo, directora de la oficina de Survival en París y Madrid.

Para Longo, cuando se expulsa a los indígenas fuera de sus tierras y cuando se les roba sus recursos, muchos terminan viviendo en poblados pobres en las ciudades, marginalizados y empobrecidos. Su salud y su bienestar se desploman. Sufren enfermedades mortales que nunca antes habían conocido. Se disparan las epidemias como la depresión, las adicciones y el suicidio. Y esto es especialmente verdad para grupos que anteriormente fueron nómadas y que tenían poco o ningún contacto con la sociedad mayoritaria, como es el caso de los nukak en Colombia.

Hernando Chindoy, líder indígena y ambientalista, reconocido en el mundo entero, piensa que «exterminarnos siempre han querido, ha sido una constante durante los últimos 500 años, con pandemias que ya pasaron, guerras y otras cosas». Pero luego agrega que «creo que no tenemos que ahogarnos en el lamento, estando vivos es la oportunidad para repensarnos y reorganizarnos, siendo conscientes de los males que tenemos, que están a nuestro alrededor y que somos nosotros mismos quienes tenemos que encontrar la medicina, sin ahogarnos en el miedo».

«Los Awa son alrededor de 35 mil personas, no los van a exterminar de la noche a la mañana si ellos mismos se protegen mejor desde sus saberes».
«Hay pueblos que tienen 5 personas y si en este momento se protegen bien, todavía van a vivir 50 años más. No es un consuelo, pero es una realidad», concluye.

Otro especialista, Alex Villca, de la La Coordinadora Nacional en Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap), en Bolivia, dice que los pueblos indígenas no solo son vulnerables al coronavirus sino a lo que vendrá después: “habrá un hueco grande en la economía global y, por tanto, puede ser una excusa para que se arremeta más contra la naturaleza, los territorios indígenas y las áreas naturales protegidas donde ellos están”.

Olindo Nastacuas, Coordinador de la Gran Familia Awá y miembro de la Federación de Centros Awá de Ecuador

Hoy, como nunca antes, el pueblo Awá está punto de ser totalmente exterminado. Entre los grupos armados, el abandono y el #Coronavirus se va a causar un daño irreparable. En esta serie especial de #LaNoticiaSinFronteras interviene Olindo Nastacuas, Coordinador de la Gran Familia Awá y miembro de la Federación de Centros Awá de Ecuador, con una terrible sentencia. "Nuestra desaparición será física, cultural y espiritual".#ReporteroNomada #LaNoticaSinFronteras

Posted by La Noticia Sin Fronteras on Saturday, March 28, 2020
Publicado en Facebook
Hoy, como nunca antes, el pueblo Awá está punto de ser totalmente exterminado. Entre los grupos armados, el abandono y el #Coronavirus se va a causar un daño irreparable. En esta serie especial de #LaNoticiaSinFronteras interviene Olindo Nastacuas, Coordinador de la Gran Familia Awá y miembro de la Federación de Centros Awá de Ecuador, con una terrible sentencia. «Nuestra desaparición será física, cultural y espiritual».
#ReporteroNomada #LaNoticiaSinFronteras

Consideraciones propias y comunicado

Las epidemias no son algo novedoso para el pueblo Awá. Las diarreas y las dificultades respiratorias, son síntomas comunes entre jóvenes y adultos. El número de afectados es altísimo en una población de 35 mil indígenas expuestos a infecciones y a contraer otro tipo de males debido a la contaminación de los ríos con químicos letales y a la fumigación de cultivos de uso ilícito con glifosato.

Reunidos recientemente los consejeros de cuatro organizaciones Awá de Colombia y Ecuador, con excepción del Covid – 19, las consideraciones no fueron diferentes de las que se hacen cada que se presentan hechos de agresión a miembros de la comunidad por cualquiera de los actores armados o también cuando las deficiencias sanitarias se han llevado por delante a muchos de sus hermanos.

Por estas razones, es que los consejeros y sus comunidades saben que bajo las actuales condiciones sanitarias y operativas, el paso de la pandemia por su territorio será letal y lamentable.

En el documento elaborado tras la reunión se plantea a los presidentes de Ecuador y Colombia, la necesidad de atender el tema sanitario de la comunidad Awá, como un acto que puede determinar la diferencia entre la vida y la muerte para toda una comunidad.

El texto del comunicado es el siguiente:

La Gran Familia Awá binacional de Ecuador y Colombia asentada en el cordón fronterizo del territorio Awá, somos un pueblo que históricamente venimos ocupando este territorio colectivo heredado de nuestros ancestros, amparados en los derechos individuales y colectivos que nos protegen a través de los instrumentos legales nacionales e internacionales como es el Convenio 169 de la OIT, las Medidas Cautelares otorgadas por la CIDH- MC61/11, el Auto 004/2009 de la Honorable Corte Constitucional de Colombia donde manifiesta que el pueblo Awá se encuentra en peligro de extinción física, culturalmente y espiritual, por el accionar del conflicto armado que ha vivido Colombia en las últimas cinco décadas.

Frente a la situación crítica por el COVID19 que estamos viviendo a nivel mundial, desde nuestras organizaciones indígenas UNIPA- Unidad Indígena del Pueblo Awá, ACIPAP- Asociación de Cabildos del Pueblo Awá del Putumayo y CAMAWARI – Cabildo Mayor Awá de Ricaurte de Colombia y la Federación de Centros Awá del Ecuador FCAE, nos dirigimos ante la opinión pública nacional e internacional, para expresar lo siguiente:

Como población indígena Awá ha sido insuficiente la atención en Salud y en los servicios mínimos para nuestras comunidades por parte de los gobiernos de los turno, somos un grupo étnico que vivimos en condiciones de extrema pobreza en nuestros territorios colectivos, por la falta de implementación de servicios sociales en infraestructura de salud comunitaria, educación adecuada, alimentación, saneamiento básico, personal médico, la falta fuentes de trabajo, además en los últimos treinta años hemos sufrido el accionar y la presencia de diferentes grupos armados legales e ilegales, que nos ha llevado a más de 8.000 víctimas del conflicto armado, cientos de familias en situación de desplazamiento, amenazas y reclutamiento, que empeora cada vez más la situación de nuestras familias Awá en frontera.

Los sistemas de salud pública de nuestros países no nos han garantizado una verdadera inclusión y buena calidad en cuanto al acceso a servicios de salud, las políticas interculturales de salud sean generalizado, dejando por fuera un enfoque étnico indígena Awá que ponga en consideración elementos importantes como es nuestra ubicación geográfica (bosque tropical), nuestro idioma propio, la medicina tradicional y la diversidad cultural existente entre los diferentes pueblos indígenas.

Es bien conocido por las diferentes autoridades locales que en varios estudios médicos han demostrado nuestra alta vulnerabilidad frente a enfermedades infectocontagiosas importadas. Cientos de personas de nuestro grupo étnico presentan afecciones de salud como es la anemia, el IRA – Infección Respiratoria Aguda, la Tuberculosis y la desnutrición debido al precario sistema alimenticio que poseemos, lo cual hace que nuestro sistema inmunológico sea muy débil y cualquier tipo de epidemia nos pueda llevar a la desaparición de nuestras comunidades.

Un claro ejemplo de esto son las cifras reportadas en Colombia por parte de la organización UNIPA donde más de 1.867 casos se presentaron frente al EDA (Enfermada Diarreica Aguda) y más de 5114 casos de IRA, afectando ostensiblemente a las nuestros mayores/mayoras y menores de 15 años.

Esta situación se contrasta con la falta de insumos hospitalarios adecuados, dotación y equipo médico para una atención integral y con enfoque diferencia étnico en los centros de salud cercanos a nuestras comunidades, que permita realizar prevención y atención frente a la actual pandemia a la cual debemos afrontar.

Es por ello, que vemos con mucha preocupación que las estrategias llevadas a cabo por los dos gobiernos no contempla la situación de nuestras comunidades indígenas Awá, no hemos escuchado hasta la fecha ningún pronunciamiento sobre cuáles son las medidas de control o el protocolo de atención y de salud que se aplicaran para poblaciones indígenas ubicados en zona de frontera como somos es el pueblo Awá.

Son en estos momentos críticos donde los gobiernos de Ecuador y Colombia dejan bajo nuestra responsabilidad el control y cuidado de nuestros Resguardos y Centros supuestamente, “dejándonos actuar bajo nuestros usos y costumbres propias”, cuando no nos encontramos en la capacidad de manejar esta situación por la falta de información, pues hasta ahora no hemos recibido indicaciones o recomendaciones de cómo debemos actuar en nuestros territorios geográficamente ubicados a grandes distancias de las cabeceras parroquiales, cantonales, veredales en el caso de presentarse personas contagiadas con este virus, teniendo en cuenta que nuestras zonas, tienen fronteras vivas donde vienen transitando personas sin ningún tipo de cuidado o protección.

Si bien dentro de las resoluciones internas de las cuatro organizaciones del pueblo Awá hemos propuesto un estricto control en cuanto al ingreso y salida en nuestros territorios, en especial de actores externos a nuestros territorios, sin embargo nos preocupa el ingreso de la fuerza armada y pública quienes en estos últimos días el en caso de Ecuador han ingresado a Centros Awá del Cantón San Lorenzo sin usar ningún protocolo de salud o bioseguridad, así mismo ocurre en los resguardos del lado fronterizo de Colombia como Hojal La Turbia donde existe movimiento de tropa que se apuesta en nuestras comunidades.

Instamos a los gobiernos de los dos países y a sus fuerzas armadas se abstengan a entrar a nuestros territorios indígenas para evitar posibles contagios a la población local Awá.

Adicional a lo que venimos sufriendo, se sigue presentando hechos que violan los derechos humanos por el accionar de los grupos armados ilegales que siguen amenazando a nuestras comunidades, presentándose graves hechos contra los resguardos indígenas que se encuentran en el territorio Colombiano.

Solo desde el inicio de la declaratoria de Cuarentena por parte del gobierno Colombiano han asesinado a dos líderes indígenas en el departamento del Cauca-Colombia.

Así mismo la organización UNIPA viene denunciando la amenaza a uno de nuestros comunicadores Awá en la comunidad Los Telembies corregimiento de Buenavista, por parte de un grupo armado que hace presencia en la zona.

La crisis en el sistema de salud que hemos vivido los Awá ha sido permanente, debido a nuestra distante ubicación geográfica de las cabeceras parroquiales y municipales en donde la infraestructura y personal médico del sistema de salud pública es casi inexistente, por ello solicitamos a los gobiernos de Ecuador y Colombia, lo siguiente:

Que los gobiernos nacionales encabezados por los presidentes de las dos repúblicas hermanas, emitan respuestas inmediatas para que se activen protocolos de salud con su debido presupuesto para minimizar los riesgos de contagio y proliferación del COVID-19 en el pueblo indígena binacional Awá, pues es deber del gobierno nacional aplicar y acatar los mandatos de los instrumentos legales presentes en nuestras constituciones y las de nivel internacional en las cuales se exige a los Estados parte la garantía, aplicación y cumplimiento estricto en sus países para garantizar la pervivencia física y cultural del pueblo Awá.

• Nos solidarizamos con todas los pueblos y la comunidad en general frente a lo que estamos enfrentando en esta nueva pandemia, y en especial con el Pueblo YUKPA´s que siendo uno de los poco pueblos nómadas en Colombia, es un pueblo binacional, hoy presenta dos casos positivos de COVID19, urge las garantías de pervivencia para todos nuestros pueblos indígenas en Latinoamérica.

Exigimos a las autoridades competentes el esclarecimiento de los hechos sucedidos a nuestros hermanos indígenas que han sido cruelmente asesinados, como las amenazas que se siguen presentando a nuestros líderes indígenas, además reiteramos a todos los grupos armados legales e ilegales, nuestro pueblo indígena Awá, somos y seremos defensores de nuestros derechos como pueblos indígenas, exigimos el respeto a la vida y al territorio indígena.

• Informar a la ciudadanía en general que cualquier coordinación y acciones en cuanto a ayuda humanitaria y donaciones que se deseen realizar para el Pueblo Awá sean coordinadas directamente con los Representantes legales de cada una de las organizaciones indígenas Awá de Colombia, pues no hemos autorizado a ningún colectivo, ONGs u organización indígena regional intervenir en nombre de nuestro pueblo Awá, somos orgánicos y esperamos se respete nuestra estructura organizativa, para lo cual dejamos los siguientes contactos de nuestros representantes de las cuatro organizaciones que conforman la Gran familia Awá binacional de Ecuador y Colombia:

✓ Sr. Rider Pay Nastacuas consejero mayor de UNIPA contacto: celular (+57) 3153403261 correo: organizacionyterritoriounipa@gmail.com-rpnastacuas@gmail.com

✓ Sr. Niber Moreano Coordinador de CAMAWARI contacto: celular (+57) 3117801863 correo: camawari1992@gmail.com

✓ Sr. Jairo Canticus presidente de la FCAE contacto : celular (+59) 3989011744

Esperamos que nuestra petición sea respondida lo más pronto posible en cuanto a las medidas sanitarias y los protocolos de salud que se aplicaran para la garantía en salud del pueblo indígena Awá ubicado en zona de frontera de los dos países.

El entretejer los hilos de la unidad históricamente ha permitido la pervivencia Física y cultural de la Gran Familia Binacional Awá de Ecuador y Colombia.

No solo son un problema la pandemia y sus consecuencias; también, lo que sucede mientras ponemos toda nuestra atención en el avance de la pandemia. La distracción mediática sobre el tema está dejando espacio para que el asesinato de líderes sociales, varios de ellos indígenas, quede más en el silencio que de costumbre. Desde que inició la cuarentena en Colombia tres líderes sociales fueron asesinados.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!