Esta Colombia, ¿es el país que merecemos?

Compartir en:

Miles de niños en Colombia son víctimas del conflicto social y armado.

La capacidad para resistir las peores embestidas de la desgracia, se confunde a veces con el desdén y la desidia por todo lo que nos agobia que caracteriza, tristemente, a la mayoría de nosotros.

Por Víctor Chaves R. #ReporteroNomada

Por más que se haya agotado nuestra capacidad de asombro, en nuestro País no dejan de pasar cosas que estremecerían a cualquier persona que no sea de este país, o que no conozca que somos una tierra que vive a mil y que lo que hoy puede cambiar nuestro destino de vida, finalmente nos termina valiendo un comino.

Aquí hay muertos por toneladas todos los días y no es una exageración: líderes sociales, excombatientes guerrilleros que buscan volver a la vida civil, indígenas, negros, mujeres niños…

En este país, los corruptos se roban en promedio 2 mil millones de pesos, diarios. “Una barbaridad”, diría con asombro, alguien de potro país que apenas se entera. Pero aquí es más sencillo: “¿Y qué?” es nuestra respuesta, acostumbrados como estamos a que nos metan la mano al bolsillo sin que pase absolutamente nada.

Aquí ponemos a nuestros hijos a mendigar, a robar, a prostituirse, a asesinar… entonces que nos va a sorprender que violen o degüellen   a una pequeña a la salida del colegio.

En Colombia se acaban las especies nativas, se tumba bosque para sembrar de todo: se matan los osos que desesperados por el hambrean a las fincas a buscar que comer: incendiamos  la amazonia y las reservas naturales, contaminamos a los ríos hasta convertirlos en una brea asquerosa. Entonces, qué nos va a interesar el calentamiento global, el fracking o alguna huevada de esas.

Y así mil hechos. Somos gobernados por ladrones, corruptos, asesinados, violadores y degenerados de mil especies y nos vale un pepino. Todavía hay gente ingenua, inocente o simplemente estúpida que los defiende.

La justicia está en manos de las mafias y el legislativo está manejado también por gente de la más oscura índole.

Todo eso lo sabemos. Una gran parte de los colombianos poseemos la capacidad para comprender lo que sucede en este país. Pero lo dejamos pasar. Nos aburre salir a protestar. Nos da pereza reclamar nuestros derechos. Es más fácil decir que aquí, todo está bien.

Entonces, ¿qué queremos?  Esta es la Colombia que hemos construido y por la que decimos sentirnos orgullosos. Entonces, es la Colombia que merecemos.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!