Timochenko, de reconocido guerrillero a manoseado líder y a pésimo politiquero

Compartir en:

Tropas de Farc – ep en proceso de dejación de las armas.

Quienes acompañamos de cerca el proceso de dejación de las armas y de ingreso a la vida civil de la guerrilla de las Farc – ep, alcanzamos a calcular que el ejercicio de la política al estilo tradicional colombiano, podría ser fatal para una organización que sabía mucho de estrategia militar, pero nada sobre confabulaciones, discursos baratos y toda la demagogia del caso.

Víctor Chaves. #ReporteroNomada. Periodista independiente.

Por Víctor Chaves R. #ReporteroNomada

Quienes siguen nuestras publicaciones y mis columnas en www.lanoticiasinfronteras.com , www.informativowebsur.com #ReporteroNomada y en otras publicaciones, a través de las redes sociales, por e-mail o por consulta directa, tendrán que perdonar que en esta nota haga referencias directas, pero debo hablar como fuente de información, ya que fui testigo directo de gran n parte de la última fase del proceso de paz que finalmente suscribió el Estado a través del entonces presidente, Juan Manuel Santos, y la guerrilla de las Farc- ep, en cabeza de Timochenko, desde la perspectiva de las víctimas directas de muchas décadas de olvido estatal y agresión de absolutamente todos los actores armados en este conflicto.

Recuerdo muchas tardes hablando con Ramiro, Javier y luego René Hertz, comandantes del entonces denominado frente 29, que operó en el sur del Cauca y el norte de Nariño, hasta la costa pacífica y luego cabezas del proceso de concentración de sus hombres,  antes dejar sus armas en manos de los delegados de la ONU e iniciar en firme el proceso de reincorporación a la vida civil. Un proceso trunco, que ha dejado a muchos de los excombatientes en el camino, obligados a tomar las armas o simplemente extraviados en un escenario que no era, definitivamente el que ellos esperaban, que existían demasiados riesgos para el futuro de la colectividad política que naciese de todo este proceso, porque se había terminado por aceptar unas condiciones, que no estaban incluidas en el texto de los acuerdos, pero que todos sabían que funcionaría de esa manera.

“Cuando ustedes firmaron el acuerdo de paz, no solo determinaron un número de puntos y temas que el Estado debería entrar a resolver, supuestamente con los excombatientes, las víctimas del conflicto y la comunidad en general, sino que se aceptaron todos los modelos y mañas que se utilizan para manejar el Estado. Es decir para gobernar en Colombia”.

Esa afirmación la repetí y la sigo repitiendo: en vez de usar los fusiles para tomarse el poder, los jefes de las Farc tendrían que recurrir a la politiquería  para por lo menos sostenerse en donde quedaron posicionados tras el pacto. Pero como de eso no saben ni un pite, pues se pagarían las consecuencias.

Hoy la base del partido Farc tiene la certeza de que sus jefes políticos no tiene ni idea de cómo se manejan, por ejemplo, las campañas electorales, las relaciones con las bases, con sus colegas, con sus opositores… en fin, todo esto ha llevado casi que al ridículo ante la opinión pública, pero ha provocado profundas y en muchos casos irreconciliables, divisiones entre sus bases, que muchos también habían vaticinado.

El mal manejo de la situación interna de cara al público se comenzó a palpar desde los sucesos que involucraron a Santrich, que tuvo como ´colofón unas declaraciones consideradas desacertadas por algunos excomandantes y que marcó el alejamiento definitivo del partido y de la vida civil de Iván Márquez, El Paisa, Romaña, del propio Santrich y de otros tantos que se han venido sumando a la deserción.

Hoy el partido Farc, es un remedo de organización política en un escenario plagado de buitres y de oportunistas que esperaban o por lo menos deseaban que todo esto sucediera. Por ahora no se le ve salida a esta crisis diferente a la de una división total.

Lo triste de todo esto es que una porción de la denominada guerrillerada interpreta los descaches de Timochenko y sus amigos como una grave evidencia del fracaso de todo el proceso y  están decidiendo volverse a la montaña y tomar de nuevo las armas.

Para nosotros los que anhelamos la #VerdaderaPaz, como siempre lo he etiquetado en mis publicaciones, zse le ha dado gusto a los enemigos de la reconciliación para emprender la construcción de la nueva Colombia. Ellos deben estar más que felices viendo como los antiguos guerrilleros se destrozan entre sí, politiquiando, porquede esto, ellos no saben ni m..

Tropas de Farc – ep en proceso de dejación de las armas.

Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!