Cine, herramienta social y pedagógica para construir verdadera paz

Compartir en:

Cine clubes escolares, una experiencia pedagógica. (Foto Google).

Quiero exponer esta propuesta: Promover el cine como un elemento principal, adicional o complementario en el aula de clase, en escuelas y colegios, para avanzar en procesos educativos, en la promoción de temáticas relacionadas con la construcción de paz, a partir de las propias comunidades.

Por Víctor Chaves R. #ReporteroNomada

Cine clubes escolares, una experiencia pedagógica. (Foto Google).

Para nadie es un secreto que en la actualidad los indicadores de lectura en Colombia señalan que cada persona, en promedio no alcanza a leer ni la mitad de un libro en un año. Es una señal que ratifica que la afinidad entre la gente y los libros se viene diluyendo desde hace un par de décadas y que, por el contrario, el gusto y la aceptación se va hacia otros campos, como el Internet, la televisión y el cine.

Las comunidades, incluyendo a los jóvenes, se enteran de hechos relacionados con el conflicto social y armado colombiano a través de la televisión, en los noticieros y de la Internet, principalmente a través de las redes sociales.

Es decir que reciben versiones o interpretaciones procedentes de una sola mirada y de un interés, el de lo institucional. Muy pocos profundizan en las temáticas y lo que se ve y escucha  a través de esos canales, se toma como una verdad absoluta.

Lo mismo sucede con la paz. El grueso de los colombianos nunca ha asimilado con certeza su rol en la búsqueda de la verdadera paz  para Colombia, pues nunca ha sido realmente convocado a participar, con excepción de algunas votaciones, marchas y movilizaciones. El resto lo han dejado a la determinación de los actores directos, los gobernantes, los gremios de la economía, los grupos armados, etc.

Si a esto se le suma que en la oferta noticiosa cotidiana de los medios masivos priman los hechos de guerra por encima de las acciones de paz, se genera una especie de apatía, de frialdad y de elusión colectiva de estos temas que solo dejan heridas y sentimientos negativos, pero no la real comprensión de lo que está pasando.

Por todo esto, se hace más que necesario, trabajar en la profundización de las temáticas de paz, a partir de los primeros años escolares de los niños y a lo largo de toda la educación básica y universitaria, inclusive.

Si se tiene en cuenta que en realidad las motivaciones sobre asimilación de nuevos conocimientos y experiencias entre la gente joven, están hoy más orientadas hacia las propuestas audiovisuales, multi mediáticas y virtuales, entonces es importante aprender esta coyuntura generacional y estos espacios para trabajar el tema de la paz, más allá de una mera noticia cotidiana.

En este sentido, el cine, que no es precisamente una propuesta moderna en comunicación y pedagogía, ha terminado por  convertirse en tema de política pública en la educación y la gestión social. En países como España, Chile, México y Argentina, académicos, y universitarios vienen trabajando en la formalización de este método, creando manuales, capacitando a los docentes, a los padres de familia y las directivas escolares, antes de exponer y desarrollar la iniciativa con los propios estudiantes. El impacto y los resultados hasta ahora han sido muy exitosos.

Propuesta

Para implementar la estrategia del cine como herramienta pedagógica se proponen como primeros los siguientes pasos:

  • Estudio, diseño, producción y promoción de un Manual de Cine como Herramienta Pedagógica para la Paz, que contenga toda la información relacionada con la implementación de este modelo en las aulas de clase y por fuera de estas.
    • Capacitación, concientización y reconocimiento de la importancia y la validez de este método entre las autoridades educativas, el cuerpo docente y los padres de familia.
    • Cumplir con los cronogramas establecidos, la implementación y la dotación que sea necesaria para que la estrategia tenga el alcance y los objetivos planteados.
    • Luego del primer año de implementación y el segundo de aplicación, se debe evaluar la posibilidad de incluir este método en el pensum temático de las instituciones escolares.
    • A la par de todo este proceso, se debe buscar con las autoridades universitarias de la región la posibilidad de incluir esta propuesta como parte del currículo necesario para ejercer como docentes a cualquier escala.

Este propuesta tendría que implementarse como parte de una estrategia macro de construcción de paz, que es lo que no se ha visto hasta ahora en ciudades como Pasto y en el país en general.

La iniciativa podría tomarse como un ejercicio de pilotaje que evaluaría en vivo la iniciativa de promover la construcción de paz a partir de la apreciación cinematográfica en las instituciones escolares.

Sería muy interesante conocer sobre experiencias similares en otras latitudes.


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!