Llamado para salvar doble calzada Pasto-Rumichaca

Compartir en:

Un vehemente llamado hizo la Cámara de Comercio de Pasto a las comunidades indígenas asentadas a lo largo del tramo comprendido entre Ipiales y la población de San Juan, para que lleguen a un rápido acuerdo, pues de persistir en las posiciones irreconciliables como hasta ahora, la integridad del proyecto está en franco riesgo.

En un comunicado a la opinión pública, la entidad recordó que el 13 de diciembre de 2018, se informó al país, de la fijación de un último y definitivo plazo, para que el consorcio vial, finiquite positivamente la etapa de diálogos con los indígenas.

El documento, firmado por el presidente ejecutivo de la entidad cameral, advierte que, “de persistir los protagonistas en sus posiciones radicales, no habría tiempo que valga y provocaría que el Gobierno nacional tome la decisión de no construir el trayecto Rumichaca-San Juan”.

Dijo que la trascendental obra “descansa buena parte de nuestras esperanzas de desarrollo económico y social, echando por la borda la lucha que los estamentos de la región emprendimos, para que el Estado se acuerde de invertir también en Nariño”.

“Ante esta preocupante circunstancia, llamamos a la sensatez, al espíritu de pertenencia por una región que nos vio nacer y crecer y en la cual buscamos cumplir nuestras metas, para que las posiciones inamovibles cedan de parte y parte, en bien de un propósito común, que nos traerá beneficios y oportunidades para todos”, dice en otro aparte del pronunciamiento oficial.

Para la institución, presidida por Arturo Fidel Díaz Terán, “no es hora de los egoísmos, tampoco de actuar y decidir en pro de intereses que no sean los de nuestro departamento. Indígenas, autoridades locales, regionales y nacionales, junto con la clase política, la fuerza gremial y la representatividad institucional, debemos unir nuestras voluntades, para salvar la integridad de esta obra”.

El plazo que se le vencerá en breve, es el relacionado con la presentación que deberá hacer la concesionaria a ante la Agencia Nacional de Licencias Ambientales –Anla- , de los estudios sobre los impactos ambientales del proyecto vial.

 

Primero la obra, luego el peaje

 

En otro aparte, la entidad gremial expresó que “Si el motivo principal de discordia es la ubicación del peaje, eso no debe significar que primero hay que dialogar y ponerse de acuerdo sobre el lugar donde funcionará, antes de permitir la ejecución del tramo Rumichaca- San Juan.

“Lo sensato – puntualizó – es culminar la obra y, luego sí, nos pondremos a trabajar, con sincera voluntad, para encontrar una solución equitativa y racional, que beneficie a las partes”.

También sostuvo que cualquier otro interés resultará “tan cuestionable como lamentable. Reconocemos el derecho constitucional que tienen las comunidades indígenas a defender sus territorios y a ser consultados, pero también es cierto, que el interés de la mayoría de los nariñenses debe imperar, pues de no ser así, la democracia y esa mayoría, sería relegada al papel de la minoría”.

Igualmente, el pronunciamiento sentenció que “la historia señalará y castigará a quienes no supieron poner los intereses generales, sobre los de un pequeño segmento de la población, cuyos derechos deben ser limitados hasta no afectar los derechos de la colectividad mayoritaria”, aseguró, para rematar diciendo que “es la hora de todos. Es la hora de Nariño y de nuestro progreso”.

“Es la hora de todos. Es la hora de Nariño y de nuestro progreso”, finalizó el mensaje.

 


Compartir en:
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
error: Contenido Protegido !!